Río Neiva en la etapa 4 del camino portugués de la costa

Etapa 4 del Camino portugués de la costa: De Esposende a Viana do Castelo PORTUGAL: CAMINO PORTUGUÉS


En la etapa 4 del Camino portugués de la costa iremos desde Esposende hasta Viana do Castelo. En este día nos alejaremos del mar para recorrer pequeñas freguesías y encantadores lugares rurales del norte de Portugal. Esta etapa es muy entretenida, por pueblos, huertos, bosques, ríos, etc.

Nosotros nos apoyamos de nuestro coche para realizar el Camino de Santiago, por lo que  no tenemos una meta fija cada día, sino que caminamos hasta donde nos apetece y después regresamos en taxi a recoger el coche.

Ver listado de todas las etapas al final de la página.

Etapa 4 del Camino portugués de la costa: De Esposende a Viana do Castelo

Distancia: 27 Km

Iniciamos la etapa en la Praia de Río de Moinho, donde terminamos ayer la etapa anterior. Aquí finaliza la ecovía peatonal que sigue el borde costero desde Esposende. El trazado oficial del Camino portugués de la costa va más al interior, alejado de dicha ecovía costera, por lo que desde la playa nos disponemos a enlazar con el trazado oficial. Para ello tenemos que caminar por la pista adoquinada que da acceso a la playa entre campos de cultivo. Hay 750 metros desde la playa hasta la carretera nacional, la cual cruzamos con cuidado para seguir por las calles adoquinadas del barrio Río de Moinhos que pertenece al pueblo de Marinhas, donde hay algunos alojamientos.

Praia de Río de Moinho

Praia de Río de Moinho

Carretera de acceso a la Praia de Río de Moinho

Carretera de acceso a la Praia de Río de Moinho

Hemos recorrido 1,7 Km desde la Praia de Río de Moinho hasta enlazar con el camino oficial en la Rua Estrada Real, calle adoquinada por la que seguimos en dirección a Belinho. En esta calle hay flechas amarillas. Toda esta etapa está muy bien señalizada.

Avanzamos entre casas, y, aunque vamos por el interior, no dejamos de ver el mar a lo lejos, mientras que a la derecha se elevan pequeños montes.

Pronto enlazamos con Mar, la siguiente freguesía de Esposende. En Mar, después de pasar un cruce que tiene un pozo, dejamos la Estrada Real y seguimos por Rúa de Marco de Rei, también adoquinada.

Belinho viene después. Es la siguiente freguesía de Esposende, aunque está todo unido, nunca deja de haber casas. Mirando hacia el monte distinguimos la imagen blanca de la Capela de Nossa Senhora da Guía entre árboles en lo alto. La escuela de Belinho da la bienvenida a los peregrinos con un mural pintado en la fachada representando la flecha amarilla y la vieira.

Pronto nos encontramos la iglesia parroquial de Belinho, del siglo XIX, en una plaza con moderno cruceiro. Su arquitectura es la típica de las iglesias portuguesas. Hay baños públicos en la plaza y unos pocos bares en Belinho.

Iglesia de Belinho en la etapa 4 del Camino portugués de la costa

Iglesia de Belinho en la etapa 4 del Camino portugués de la costa

Poco después de pasar por la pequeña Capela de Santo Amaro entramos en la freguesía de Antas, sin interrumpirse ni la calle ni las casas. En Antas hay alojamiento.

Capela de Santo Amaro en la etapa 4 del Camino portugués de la costa

Los cultivos de lechugas crecen con vistas al mar.

etapa 4 del Camino portugués de la costa

Dejamos las casas de Antas por un camino de tierra que bordea un alto muro de piedra a un lado y árboles al otro. Este camino desemboca en una carretera junto a la pequeña capilla de Nossa Senhora dos Remedios, acompañada por una estatua del Apóstol Santiago. Hay una mesa de piedra para picnic.

Etapa 4 del Camino portugués de la costa

Capela de Nossa Senhora dos Remedios

Capela de Nossa Senhora dos Remedios

Por acera caminamos unos metros hasta un cruceiro, y sólo unos metros después encontramos la desviación que nos aparta de la carretera, todavía en Antas, por la Travessa do Ferreiro, que al acabarse confluye en la carretera N-13.

Etapa 4 del Camino portugués de la costa

Cruzamos la carretera y seguimos por los adoquines de la estrecha Rúa da Carvalha. La calle finaliza en un camino de tierra por el que seguimos bajando al río Neiva. Nos internamos en el bosque que puebla sus orillas y aunque hay bastantes eucaliptos, encontramos parajes de gran belleza. Uno es el compuesto por un molino en un lugar idílico a orillas del río, se trata de la antigua Azenha de Guilheta, ahora reconvertido en alojamiento rural, rodeado de frutales.

Otro hermoso paraje es el puente de losas que cruzamos sobre el río Neiva para seguir por la otra orilla. Además tenemos ocasión de ver un par de nutrias, una deslizándose por las rocas de la ribera del río para después entrar al agua, y otra nadando tan pancha.

Junto al rústico puente, un joven peregrino se bañaba en el río y confirmaba lo que pensábamos….agua helada. ¡Todavía es invierno! El sitio es tan bonito que todo el mundo se entretiene un rato por aquí.

Río Neiva

Río Neiva en la etapa 4 del Camino portugués de la costa

Río Neiva en la etapa 4 del Camino portugués de la costa

Río Neiva en la etapa 4 del Camino portugués de la costa

Río Neiva en la etapa 4 del Camino portugués de la costa

Río Neiva en la etapa 4 del Camino portugués de la costa

Ahora tenemos que subir por un camino más ancho para llegar a la carretera junto a la Capela de Nossa Senhora da Guadalupe o das Olveiras.

Capela das Olveiras

Sellamos en el albergue (que está casi enfrente de la capilla) antes de arrancar la subida a la Igreja de Sâo Tiago de Castelo de Neiva, situada en la parte alta del pueblo. Esta iglesia, cuyo origen se remonta al siglo IX, es la más antigua de Portugal dedicada a Santiago.

Ya hemos dejado atrás Esposende y estamos en el municipio de Viana do Castelo, concretamente en la freguesía de Castelo de Neiva.

Castelo de Neiva

Igreja de Sâo Tiago de Castelo de Neiva

Igreja de Sâo Tiago de Castelo de Neiva

Desde la Iglesia de Sâo Tiago, el camino prosigue en subida por el bosque ofreciéndonos algunos tramos bonitos, aunque en general hay muchas plantaciones de eucaliptos.

Etapa 4 del Camino portugués de la costa: De Esposende a Viana do Castelo

Etapa 4 del Camino portugués de la costa: De Esposende a Viana do Castelo

Después llegamos a la parroquia de Sâo Româo de Neiva, donde nos reciben las ovejas pastando, los frutales en flor y las casas adornadas de macetas de flores, especialmente llenas de orquídeas.

Etapa 4 del Camino portugués de la costa: De Esposende a Viana do Castelo

Dejamos las casas para adentrarnos en el bosque por camino de tierra. Siguen predominando los eucaliptos. Se conservan algunos tramos del antiguo empedrado de camino de carros e incluso distinguimos huellas de las antiguas rodadas.

Etapa 4 del Camino portugués de la costa: De Esposende a Viana do Castelo

El camino nos conduce al Monasterio de Sâo Româo de Neiva. No tuvimos suerte y lo encontramos cerrado, por lo que no pudimos visitar el claustro neoclásico de su interior. Se conserva su iglesia barroca, correspondiente a la reconstrucción que el monasterio (originario del siglo XI) sufrió en el siglo XVII.

Monasterio de Sâo Româo de Neiva

Después de la iglesia de Sâo Româo hay un tramo por carretera con algo de tráfico. Nos arrimamos al arcén con cuidado y así llegamos al pueblo de Chafé, donde nos llaman la atención las columnas piramidales de piedra sobre los muros que delimitan fincas.

Avanzamos entre huertos para llegar a la Iglesia de Sâo Tiago, que está en la parroquia de Anha, donde sellamos credenciales.

Iglesia de Sâo Tiago en Anha

Continuamos por las calles de Anha, después por un camino de tierra y llegamos al pueblo de Darque, donde hay una iglesia de fachadas blancas y otra de piedra. Proseguimos por calles adoquinadas, pasamos por viejos lavaderos, por muros de piedra con sus terminaciones piramidales.

Etapa 4 del Camino portugués de la costa: De Esposende a Viana do Castelo

Iglesia de Darque

Iglesia de Darque

Iglesia de Darque

Pasamos por el Paço d’Anha, quinta rodeada de viñedos que se ha reconvertido en hotel.

Quinta Paço d’Anha

Después nos enfrentamos a un tramo bastante desagradable y algo peligroso por carretera. No circulan muchos coches, pero los que pasan lo hacen a velocidad demasiado elevada para ser compartida con peatones. Subimos a un monte y durante la bajada ya empezamos a divisar Viana do Castelo, a donde nos dirigimos.

Viana do Castelo es capital provincial, ciudad del norte de Portugal asentada en la desembocadura del río Lima, que llega desde Ourense y pasa por el Parque Natural Xurés (Galicia) y el Parque Nacional Peneda-Gerés (Portugal). Sobre el Monte Santa Lucía reconocemos a lo lejos la característica silueta del Santuario del Sagrado Corazón. Distinguimos también el puente metálico Eiffel de color verde, que fue construido a finales del siglo XIX. Nos dirigimos hacia el puente para cruzar el río Lima.

Se intensifica el tráfico en cuanto nos aproximamos a Viana do Castelo. Después de pasar por una urbanización de las afueras accedemos al puente. Se me hace interminable cruzarlo, a pesar de las bonitas vistas al estuario del Lima. El paso peatonal es estrecho, con una barandilla baja separando a los peatones del vacío sobre el río, y al otro lado, los pivotes separando de los coches que pasan continuamente.

Estuario del río Lima en Viana do Castelo

Estuario del río Lima en Viana do Castelo

El puente nos deja en Viana do Castelo y en un suspiro llegamos al centro histórico. La Praça da República, Catedral, Iglesia da Miséricordia, sus calles adoquinadas. Si no conoces la ciudad, es buena idea explorar el centro histórico de Viana o pasear a orillas del río. Nosotros ya hemos estado varias veces y sólo nos entretenemos en un nuevo vistazo.

Centro histórico de Viana do Castelo

Centro histórico de Viana do Castelo

Centro histórico de Viana do Castelo

Centro histórico de Viana do Castelo

Centro histórico de Viana do Castelo

Centro histórico de Viana do Castelo

Centro histórico de Viana do Castelo

 

La etapa 4 del Camino portugués de la costa termina habitualmente en Viana do Castelo. Yo prefiero alargarla un poco más y salir de la ciudad para acortar la siguiente etapa hasta Caminha, la cual, de otra forma resulta demasiado larga  (serían 27 Km).

El Camino portugués de la costa discurre por el interior después de Viana. Una alternativa es ir por la costa al lado del mar por el Geopark de Viana, pasando por molinos de viento, antiguas salinas, una fortaleza costera. Nosotros ya recorrimos esa ecovía litoral anteriormente, por lo que optamos por el trazado oficial, y 2 Km después de Viana terminamos etapa, después de caminar 27 Km.

Nos alojamos en Hotel Areias Claras en Praia Amorosa. La habitación es correcta para su categoría. Tiene restaurante y aparcamiento. Tomamos una cena ligera que estaba rica: sopas y ensaladas. El desayuno es buffet y es correcto.

Frente a la playa pudimos gozar del atardecer sobre el mar. La Praia Amorosa se sitúa a las afueras de Viana do Castelo y es muy tranquila en invierno. Las casas de pescadores miran al mar y está poco urbanizada en cuanto a establecimientos turísticos, ni siquiera hay paseos marítimos.

Praia Amorosa en Viana do Castelo

Praia Amorosa en Viana do Castelo

 

Track de la etapa 4

https://es.wikiloc.com/rutas-senderismo/portugal-camino-portugues-da-costa-etapa-4-esposende-praia-rio-de-moinhos-viana-do-castelo-162918539


 

Etapas del Camino portugués de la costa:

  • Etapa 1 de Oporto a Labruge: 26 Km
  • Etapa 2 de Labruge a Póvoa de Varzim: 18 Km
  • Etapa 3 de Póvoa de Varzim a Esposende: 25,5 Km
  • Etapa 4 de Esposende a Viana do Castelo: 25,5 Km
  • Etapa 5 de Viana do Castelo a Caminha: 27,5 Km
  • Etapa 6 de A Guarda a Viladesuso (Oia): — Km
  • Etapa 7 de Viladesuso (Oia) a Panxón (Nigrán): 25 Km
  • Etapa 8 de Panxón (Nigrán) a Vigo: 23 Km
  • Etapa 9 de Vigo a Arcade: 28 Km
  • Etapa 10 de Arcade a Pontevedra (Alba): 22 Km
  • Etapa 11 de Pontevedra (Alba) a O Pino (Valga): 27 Km

 

Ver más excursiones por Portugal continental: Aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.