Praia do Vao en la etapa 8 del Camino portugués de la costa de Nigrán a Vigo

Etapa 8 del Camino portugués de la costa. De Panxón (Nigrán) a Vigo GALICIA: PONTEVEDRA


En la etapa 8 del Camino portugués de la costa caminamos desde Panxón (pueblo pesquero del municipio de Nigrán), hasta la ciudad de Vigo. Se trata de una zona muy urbanizada, pero no pierde belleza cuando pasamos por las playas de la ría de Vigo.

Nosotros nos apoyamos de nuestro coche para realizar el Camino de Santiago, por lo que  no tenemos una meta fija cada día, sino que caminamos hasta donde nos apetece y después regresamos en taxi a recoger el coche.

Ver listado de todas las etapas al final de la página.

Etapa 8 del Camino portugués de la costa. De Panxón (Nigrán) a Vigo

Distancia: 23 Km

Iniciamos esta etapa 8 del Camino portugués de la costa en el pueblo costero de Panxón, donde ayer terminamos la etapa anterior. A Panxón llegamos en coche desde el hotel donde nos hemos alojado en Nigrán. Ha llovido por la noche y amanece muy nublado. Se espera que el tiempo vaya mejorando durante el día, así que lo tomamos con tranquilidad y hacemos tiempo para retrasar el comienzo.

Panxón es un pueblo marinero del municipio de Nigrán, con playa urbana y puerto, y por eso se ha convertido en un popular destino de veraneo. En el puerto hay varios restaurantes, por lo que, durante todo el año, y especialmente los fines de semana, recibe visitantes de los alrededores, sobre todo de la cercana ciudad de Vigo.

En Panxón hay que echar un vistazo al arco xermánico de la antigua iglesia de San Xoán, que está en ruinas, así como al Templo Votivo do Mar, bastante sorprendente.

Iniciamos la caminata hacia Patos pasando por la playa de Madorra en el área urbana de Panxón, desde la cual divisamos la península de Monteferro y una de las Islas Estelas. Al otro lado vemos Baiona y Cabo Silleiro.

Cruzamos a continuación la Península de Monteferro. Si bordeásemos esta pequeña península, encontraríamos miradores hacia las Islas Estelas, pero en esta ocasión, iremos por el camino más corto que consiste en atravesarla.

La Playa de Patos no está tan protegida y el oleaje atrae a los surfistas. Es una playa bastante emblemática para el surf en las Rías Baixas y es habitual encontrarte a surfistas cabalgando las olas. La playa está urbanizada y cuenta con numerosos bares. La visión de las Cíes es magnífica y se puede distinguir la silueta de las tres islas alineadas. Recorremos la Praia de Patos, que está llena de niños aprendiendo surf. Primero hay paseo marítimo, después es camino de tierra y al final incluso bajamos a la arena.

Praia de Patos en Nigrán

Praia de Patos en Nigrán

Praia de Patos en Nigrán

Praia de Patos en Nigrán

Finalizada la playa, subimos entre chalets, y en la parte alta tomamos una desviación para acercarnos a la costa que nos lleva a un estrecho sendero de pescadores con excepcionales vistas. En teoría, desde esta senda se puede enlazar con el Camino portugués más adelante, pero estaba tan cerrado de tojos que tuvimos que vuelta.

Etapa 8 del Camino portugués de la costa. De Nigrán a Vigo

Etapa 8 del Camino portugués de la costa. De Nigrán a Vigo

Por la carretera de Portiño gozamos de espléndidas panorámicas costeras desde Monteferro hasta Cabo Home, asomando Cangas do Morrazo y sus playas, así como las Islas Cíes resguardando la entrada a la ría de Vigo.

Etapa 8 del Camino portugués de la costa: De Panxón (Nigrán) a Vigo

Etapa 8 del Camino portugués de la costa. De Nigrán a Vigo

En la pequeña, bonita y resguardada cala del Portiño bajamos a la arena para cruzarla y subir por el otro extremo. Estamos ya en la parroquia de Saiáns, que pertenece al municipio de Vigo. Se cumple el pronóstico y va asomando el sol.

Cala del Portiño en la etapa 8 del Camino portugués de la costa. De Nigrán a Vigo

Cala del Portiño en la etapa 8 del Camino portugués de la costa. De Nigrán a Vigo

Subimos de la playa y avanzamos por calles entre chalets. Una fuerte subida nos lleva a la carretera y ahora viene lo malo, ya que tenemos que caminar kilómetro y medio por el arcén de la carretera PO-325 que soporta bastante tráfico. Entramos en la parroquia de Oia (Vigo).

Finalmente dejamos la carretera tomando una desviación a la izquierda que baja a la costa. En esta etapa no hay mojones oficiales, y nos guían las flechas amarillas y azules pintadas. Pasamos por el campo de fútbol de Oia y seguimos bajando hacia el mar. Nos asomamos a la Praia do Xunqueiro o de Fuchiños y caminamos por la arena hasta su extremo.

El paisaje de la Playa do Xunqueiro es fantástico. Sus tranquilas aguas son como una piscina, ya que está resguardada por la Isla de Toralla, Cabo Home y las Islas Cíes.

Praia do Xunqueiro en la etapa 8 del Camino portugués de la costa. De Nigrán a Vigo

Praia do Xunqueiro en la etapa 8 del Camino portugués de la costa. De Nigrán a Vigo

Praia do Xunqueiro en la etapa 8 del Camino portugués de la costa. De Nigrán a Vigo

Las islas Cíes, que quedan enfrente, forman parte del Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia, y se puede llegar en barco desde Vigo, Cangas o Baiona, e incluso lancha rápida desde Portonovo.

Vista de las Islas Cíes

Vista de las Islas Cíes

Regresamos a la calle y pronto llegamos al Puerto de Canido, puerto natural con barquitas en el agua. La polémica Isla Toralla está enfrente, privada y urbanizada, unida al continente por un puente por el que sólo pueden pasar los propietarios.

Paramos a comer en Bar Puerto, de tapas, son muy rápidos y desde la terraza disfrutamos de las vistas al mar y a la playa de Canido. Tortilla y chinchos, qué ricos. Qué gozada este Camino cerca del mar. Gozamos del lugar y reanudamos la marcha recreándonos con el paisaje marítimo.

Pronto llegamos a la Praia do Vao, en cuyo extremo están las ruinas de la villa romana de Toralla, ubicada en la Finca Mirambell. La casa nobiliaria romana del siglo IVM disponía de termas y salinas, y se puede visitar.

Ruinas de la villa romana de Toralla

Ruinas de la villa romana de Toralla

La contigua Playa do Vao es muy hermosa, de blanquísima y fina arena con vistas a Cangas do Morrazo.

Praia do Vao en la etapa 8 del Camino portugués de la costa. De Nigrán a Vigo

Praia do Vao en la etapa 8 del Camino portugués de la costa. De Nigrán a Vigo

Tras recorrer la Praia do Vao, la pasarela de madera nos deja en la siguiente playa, A Fontaíña, donde las barcas reposan en la arena.

Praia A Fontaíña

Praia A Fontaíña

Praia A Fontaíña

Ya vemos a lo lejos Samil y su pinar, a donde nos dirigimos. Pasamos por Praia de Fechiño y Praia da Calzoa, donde desemboca el río Lagares. Samil está al lado, cada vez hay más tráfico, señal de que cada vez estamos más cerca de Vigo.

etapa 8 del Camino portugués de la costa. De Nigrán a Vigo

etapa 8 del Camino portugués de la costa. De Nigrán a Vigo

La playa de Samil es lugar de recreo por excelencia de los vigueses, también de visitantes. Cuenta con pinar, pistas deportivas, bares. Paseamos por Samil, al igual que hacen muchos vigueses habitualmente. Algunos tomaban el sol, otros paseaban por la playa; en las terrazas nunca falta gente, ni en los días soleados de invierno.

playa de Samil

Al final de la playa seguimos por uno de los senderos del pinar de Samil y sobrepasamos la Praia do Tombo do Gato. Después bajamos a la Praia das Fontes y caminamos por la arena.

etapa 8 del Camino portugués de la costa. De Nigrán a Vigo

etapa 8 del Camino portugués de la costa. De Nigrán a Vigo

A continuación viene un tramo precioso que discurre de playa en playa, caminando por la arena y saltando rocas, lo cual es posible en bajamar. Después de Praia da Mourisca está el Museo do Mar y el faro oxidado.

Faro del Museo do Mar de Vigo

Faro del Museo do Mar de Vigo

Se van sucediendo más playas: Praia do Cocho, Praia de Santa Baia, Praia de Carril, que nos hacen gozar de este tramo a pesar de su proximidad urbana. La ciudad de Vigo ya se ve de frente.

Después de Praia do Carril, una senda litoral nos lleva a Bouzas, barrio portuario de Vigo. Por aquí vemos flechas amarillas que no habíamos visto desde antes de Samil. Encontramos la senda litoral cortada a la altura de la autovía, por lo que nos tenemos que meter por las calles interiores de Bouzas. Merece la pena conocer la Iglesia de San Miguel de Bouzas, que, aunque ya habíamos visitado con anterioridad, nos acercamos igualmente. El corte de la senda litoral nos exige dar un rodeo para alcanzar la iglesia, mientras que en circunstancias normales pasaríamos directamente por esta iglesia.

Iglesia de San Miguel de Bouzas

Iglesia de San Miguel de Bouzas

Después viene el feo tramo que va de Bouzas al centro de Vigo pasando por las instalaciones portuarias llenas de almacenes y grúas, y muchísimo tráfico. Pasamos por el Auditorio y avanzamos por el carril bici del puerto pesquero, El Berbés.

En Vigo hay muchas cuestas y en algún momento debemos afrontarlas para llegar al centro histórico. O cuestas o escaleras, no queda otra. Alcanzamos la Calle Elduayen, gran arteria peatonal y llegamos a Porta do Sol, donde finaliza oficialmente la etapa. Queda callejear por el casco histórico, conocido como Vigo Vello. En Vigo hay mucho ambiente y el Vigo Vello cuenta con placitas encantadoras que te evaden del tráfico de las avenidas principales.

Vigo Vello

Vigo Vello

Vigo Vello

Vigo Vello

Bajamos a la Plaza de la Constitución, donde las terrazas están animadas. Continuamos bajando a la Plaza de la Colegiata. La Colegiata o Basílica-Concatedral de Santa María es un edificio neoclásico que se construyó a principios del siglo XIX sobre otra iglesia anterior cuyo origen se remonta al siglo XII. En el exterior destaca el reloj solar y en el interior los mosaicos del altar que representan escenas religiosas, además de símbolos de las ciudades de Roma y Estambul. No pudimos sellar las credenciales en la Colegiata.

Colegiata de Vigo

Colegiata de Vigo

La Plaza de Almeida era antes la Praza das Cebolas, donde se celebraba el mercado de cebollas. Bajamos por el Mercado da Pedra y pasamos por la ajardinada Praza Compostela con sus gigantes helechos arbóreos. Terminamos esta etapa 8 del Camino portugués de la costa en la moderna Praza da Estrela, donde hay parking subterráneo y me esperaban con el coche tras 23 Km a pie.

Galerías en Vigo

Galerías en Vigo

 


 

Ver más excursiones por Pontevedra: Aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.