Costa de O Vicedo, a pie y en coche MARIÑA LUCENSE 1


Me entusiasman las aguas color verdoso de las playas de O Vicedo. En un día de septiembre recorreremos la costa de este municipio del norte de Lugo, un rato a pie y otro rato en coche. La Isla Coelleira, Estaca de Bares, Punta Roncadoira, será el marco que encuadre nuestro paseo.

Localización.

Estamos en la Mariña lucense

O Vicedo es un pueblo pesquero situado en la costa lucense, en la comarca de la Mariña lucense occidental. Acomodado en la pequeña ría de O Vicedo / O Barqueiro, comparte ría con el pueblo de O Barqueiro, situado enfrente, ya en la provincia de A Coruña. Por tanto, esta ría formada en la desembocadura del río Sor limita la provincia de A Coruña y la de Lugo.

La tele…, internet……, todos dicen que va a llover todo el día. La realidad la descubrimos al abrir la ventana en la casa rural donde nos alojamos, con vistas a la ría de El Barqueiro. Porque, el día de otoño amanece precioso.

Paseo a pie por la costa de O Vicedo

Caminata de 11 Km, señalizada con marcas de ruta de senderismo PR.

Iniciamos la ruta en la playa de Xilloi, en O Vicedo, desde la cual divisamos enfrente el cabo de Estaca de Bares y el Puerto de Bares.

Recorreremos una pequeña península de la Costa de O Vicedo, conformada por Punta Carneiro, Punta do Suco, Punta Pena Rubia y Punta da Forcada. Después continuaremos por la costa, hasta Punta Regoloda, y regresaremos por el interior.

Siguiendo las marcas de senderismo, subimos por la carretera asfaltada que queda a la derecha de la playa.

Buscando hueco hacia la costa y desviándonos un poco de la carretera, la vista de la playa de Xilloi desde lo alto es magnífica. Y también de la costa de Bares, que queda enfrente.

Esta carretera muere en unos chalets, y seguimos por un camino de tierra que sigue subiendo entre eucaliptos. Aunque los árboles ocultan la visión de la costa durante unos instantes, al cabo de 5 minutos, volvemos a ver la costa.

El camino prosigue entre árboles, que sólo nos dejan ver la costa muy ligeramente. De vez en cuando encontramos algún sendero casi imperceptible que permite acercarnos al mar y descubrir estupendas panorámicas de esta costa cantábrica, de rocas fragmentadas.

En otros 5 minutos desaparecen los árboles y el camino discurre al borde del acantilado. Vamos recorriendo una especie de pequeña península.
Enfrente, el puerto de Bares. En lo alto del cabo de Estaca de Bares, divisamos el edificio de El Semáforo.

Al otro lado, la isla Coelleira, coronada por su faro.

Un mirador natural nos permite contemplar una panorámica completa sobre la isla Coelleira, denominada así por la gran cantidad de conejos que la poblaban.

Un panel informativo explica la historia la isla Coelleira. En la parte más alta se ubica un pequeño faro, que señaliza la entrada a la ría de O Vicedo / O Barqueiro.

También empezamos a ver la punta Roncadoira, en el otro extremo de la ría de Viveiro. Lejanamente, distinguimos su faro.


Estamos recorriendo la pequeña península de O Vicedo. Hemos alcanzado el punto más alto de la peninsulita, y a partir de ahora, descendemos.

En nuestro camino se cruza la aldea de Vilasuso. Nosotros continuamos por las indicaciones de la ruta de senderismo, ahora por asfalto.

En el mirador sobre la playa de Toxoso merece la pena detenerse. Porque, el mar luce colores verde esmeralda y zonas turquesa, y el panorama es sensacional. Ante la presencia de Punta Roncadoira como telón de fondo.

Tras unos metros más por carretera, cogemos una desviación a la izquierda por una pista de tierra entre eucaliptos. Nos apetece investigar un poco, y nos desviamos de la ruta señalizada justo antes de llegar al asfalto, cogiendo un camino que desciende hacia el mar.

La ría de Viveiro nos ofrece bellas imágenes.

Sin embargo, no es posible seguir avanzando por la costa, por lo que tenemos que volver a subir por el bosque. Resumiendo….es mejor ahorrarse esta desviación. Sobre todo, porque en cuanto alcanzamos la carretera, nos encontramos con el mirador de San Román, desde donde tenemos vistas similares. Aunque es verdad que la intimidad es menor, ya que está al lado de la carretera general.

Este mirador está acondicionado con zona de picnic. Aprovechamos para comer los bocatas, aunque no se tratase de un lugar idílico, al estar pasando tráfico.

Desde aquí, regresamos, ahora por la ruta señalizada. Pasamos por la aldea de Vilasuso, que encierra algunos bonitos rincones, y ejemplos de los hórreos característicos de esta zona.

En la playa de Xilloi recogemos el coche. Sus aguas permanecen de intenso color verdoso.

Ruta en coche por O Vicedo

Al puerto de Vicedo nos acercamos en coche.

Después, es el turno de acercarnos a la pequeña y recogida playa de Caolín, también de aguas color verde y arena blanquísima. Porque su arena tan blanca que casi parece caolín. Casi sobre la arena se conservan las ruinas de una antigua fábrica de salazón. Por aquí también pasa una ruta de senderismo señalizada.

A continuación, nos vamos a la playa de San Román, donde nuestra suerte fue doble.

Por una parte, porque justo apareció un arco iris sobre la playa.

Por otra parte, porque la marea estaba baja, y pudimos dar un paseo por la solitaria playa, caminando entre las esculturas naturales de las rocas sobre la playa.

Ya que hay un restaurante a pie de playa, aprovechamos para tomar algo.

Sobre el acantilado de la playa hay una cruz, y vemos un sendero para llegar hasta ella. Debe de haber buenas vistas. ¡Tenemos que subir por ese sendero la próxima vez!.
En la playa de San Román, acaba el PR-G-156 (Costa de O Vicedo), de 13 Km sólo ida, el cual comienza en el pueblo de Vicedo.

Nos despedimos del fin de semana con otro arco iris, que, en este caso se dibuja sobre la playa de Covas, en Viveiro.

Comer y dormir

Alojamiento: Casa rural Lamelas, en Morgallón (aldea perteneciente a O Vicedo). Gran ventanal con vistas sobre la desembocadura del río Sor, el cual forma la ría de O Barqueiro

 

Y para cenar:

Track de la ruta

Descargable para GPS: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3398707

 

Ver más excursiones por Lugo: Aquí


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “Costa de O Vicedo, a pie y en coche