Lima: Color y sabor PERU - Lima


Nada más aterrizar en Lima, Perú me recibe con un lema que presagia interesantes emociones, al menos, para el paladar. “Estás en el mejor país para saborear la vida”. Y a eso dediqué un buen tiempo de mi estancia……. A saborear y disfrutar la deliciosa y sofisticada gastronomía peruana, de renombre y prestigio internacional. Sin duda, gentes creativas en las artes culinarias, y en la vida en general.

Bajo un cielo siempre triste, siempre brumoso, donde, sin embargo, nunca descarga ni una gota. Lima es una ciudad donde no llueve, rodeada de un paisaje desértico, desolador.

La cuadrícula perfecta que forman las calles del centro de Lima es una colección de edificios coloniales de 2 ó 3 plantas. Edificios en gran medida destartalados, que hacen imaginar lo que debió de ser un pasado esplendoroso. Tras su fundación por parte de Pizarro, y su conversión en la ciudad más rica de América durante años de dominio de la corona española, hoy en día es el damero en el que se mezclan nativos y visitantes.

La Plaza Mayor

La Plaza de Armas ha cambiado su nombre por “Plaza Mayor”. Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. Sin duda, es un buen resumen del centro de la ciudad, y el punto idóneo donde comenzar la visita. Rodeada por grandes edificios, la Catedral, el Palacio del Arzobispo, la Municipalidad, el Palacio de Gobierno…. Todos ellos réplicas de los edificios originales destruidos por el terremoto de 1746.

Y ahora me encuentro en esta plaza que ha sido testigo de grandes acontecimientos históricos, desde la fundación de la ciudad en 1535 hasta la proclamación de la independencia.

En el Palacio de Gobierno puede presenciar la ceremonia de cambio de guardia a las 11:45.

Fachada de la catedral de Lima en la Plaza Mayor

Plaza Mayor de Lima

Si algo destaca en la Catedral es que alberga la tumba de Pizarro, quizá el personaje más “controvertido” en la historia de Perú.

Interior de la Catedral de Lima

 

Monasterio de San Francisco

No tengo que caminar mucho para llegar al monasterio de San Francisco. Las visitas a su interior son guiadas y no permiten hacer fotos. Es un buen lugar donde hacerse idea de cómo debió de ser la vida en otros tiempos. Un precioso claustro con azulejos sevillanos, estancias religiosas y civiles. Las macabras catacumbas fueron el antiguo cementerio común. La antigua biblioteca es de cuento,…… hay que verla!!!. De hecho, este edificio fue la sede de la primera Universidad fundada en América.

Exterior del Monasterio de San Francisco en Lima

Fuente en la Plaza del Monasterio de San Francisco

Iglesia del Monasterio de San Francisco

Claustro del Monasterio de San Francisco

 

Callejeando por el centro histórico de Lima

Edificios en los que llaman la atención sus hermosas balconadas de madera, que me recuerdan mucho a la arquitectura canaria. Fachadas pintadas en vivos colores: ocres, azules, granates…….Colorido que parece intentar dar alegría a una ciudad que vive casi siempre bajo un melancólico cielo, casi permanentemente plomizo.

Fachadas del centro histórico de Lima

Calles estrechas y alborotadas, adueñadas de puestecillos ambulantes, que los limeños rodean en busca de ropa u objetos de todo tipo. Y, sobre todo, comida, mucha comida……..parece que aquí se come a todas horas.
Gentes que deambulan de aquí para allá, buscavidas, niños vendiendo souvenirs………ésa es la estampa de las calles limeñas.

Por el Paseo de la Alameda observo a los limeños en sus ratos de ocio: el paseo, la venta ambulante, las actuaciones callejeras. Un ambiente bullicioso.

Cruzar el río Rimac me hace descubrir algunas calles en las que me sentía más en un escenario de película que en la vida real. Calles de preciosas casas coloniales en decadencia, balconadas en estado de coma, cristales rotos, techos derruidos, y unos patios interiores que seguro resultaban sumamente acogedores en su época de esplendor. Es la línea divisoria del territorio prohibido, más allá empieza la parte más sórdida de la ciudad.

Calles de Lima

 

Me ha gustado pasear por estas calles coloniales que te transportan a otra época. Donde sólo te enteras que estás en el siglo XXI al pasar por algún tenderete de venta de carátulas para móviles.
Y me empiezan a llamar la atención esas moto-taxis que después ya consideraré parte del paisaje urbano.

En las calles más anchas reina un tráfico infernal. Taxis, colectivos, autobuses destartalados, montan ruido en una ciudad en la que el movimiento es constante, y vierten sus humos a un aire en el que la contaminación se nota al respirar.

Viejo autobús en Lima

 

Calle de la Unión

Tras almorzar en una terraza de una placita, mi paseo prosigue por varias callejuelas cercanas, hasta que desemboco en la Calle de la Unión, calle comercial repleta de tiendas y bares……..un hervidero de gente.

 

Plaza San Martín

En la Plaza San Martín merece la pena pararse a contemplar la vida cotidiana de los limeños. Unos, tumbados en el césped o sentados en los bancos. Otros, viendo a los niños corretear, o escuchando a algún que otro “orador”. Y sintiendo que la vida transcurre sin prisa. Sus alegres macizos florales me recuerdan que me he trasladado a la primavera austral, y ponen unas notas de color en una plaza rodeada del gris de los edificios colindantes de la época de la independencia.

 

Huaca Pucllana

Para empezar a tomar contacto con las culturas prehispánicas y los muchos recintos arqueológicos que ofrece el país, tuve ocasión de visitar el Huaca Pucllana, en Miraflores. Cenando en la terraza de su restaurante, contemplaba esta estructura de forma piramidal. Mientras tanto, me explicaban la historia de la Cultura Lima, que se asentó en esta zona costera del país, ente los siglos III y XIII. Una pirámide que fue creciendo por superposición de construcciones. Cada casa se construía encima de la anterior, y así fue ganando altura durante siglos y siglos.

Vida limeña

Sobrellevar el ritmo estridente de la gran Lima me habría resultado misión imposible de no ser por los saludos besucones de los limeños (jamás me habían besado tanto!) que me hacían sentir confianza,……. por algún jacuzzi relajante y ………. por los sabores de las delicias culinarias………..¡esto último se merece un capítulo completo!.
Porque Lima es como una enorme paella, en la que sus ingredientes, de tan diversas procedencias y contrapuestos sabores, se mezclan o se evitan, en una extraña convivencia.

Varias ciudades en una. Brutales contrastes. Desde San Isidro o Miraflores a Callao, barrios muy diferentes se alternan en la capital de Perú. Menuda locura de ciudad. Desde el ambiente acomodado de San Isidro cualquiera pensaría que está en cualquier ciudad de un próspero país. Avenidas arboladas, edificios de pisos para las clases acomodadas, hoteles de 5 estrellas, restaurantes sofisticados (deleite para los sentidos). Callao o San Miguel son ejemplos de barrios donde sobrevivir se convierte en una batalla diaria, en sus calles polvorientas, sus chabolas humildes, lastimosas imágenes en una extensión que hiela el alma.
Realidades diferentes, ……….. tan cercanas y tan lejanas.

Tremendo atasco de tráfico se formó el día que un incendio destruyó 200 viviendas en Callao. 1000 familias veían sus hogares-chabola arrasadas por el fuego, intentando sofocar las llamas con cubos de agua que se pasaban de mano en mano. Yo lo veía desde la ventanilla del taxi.

En el hotel, no sabía si me había equivocado y me encontraba en un parque temático. Mujeres de diferentes razas ataviadas con vistosas vestimentas moviéndose de un lado a otro me hacían creer que aquello era un sueño. Resultó ser un encuentro de mujeres indígenas del mundo. ¡Ha sido algo único tener esta inesperada oportunidad! Mujeres de muchísimos países, de diferentes comunidades, de múltiples razas, adornadas con su originales y multicolores vestidos indígenas. Y yo por allí, en medio de todas ellas.!!!

Rumbo a Cusco

Los próximos días me voy a la región del Cusco y a conocer el Machu Pichu. A mí me hubiera gustado más visitar la zona de la Cordillera Blanca, el Huascarán…… Pero, eso requería más tiempo de planificación, y más compañía que mi propia sombra.

 

ESTA ETAPA PERTENECE AL VIAJE: Perú inca

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.