A Fonsagrada: Ruta de Pena Guímara GALICIA - A FONSAGRADA 1


Por el municipio lucense de A Fonsagrada transcurre la ruta de senderismo de Pena Guímara (PR-G-139). La recorrimos en un lluvioso día de principios de primavera. Partiendo de la aldea de Vilardíaz nos internamos en el bosque de Carballido, inmensa fraga que esconde el río Veiga de Logares y alguna aldea abandonada. En la frondosidad del bosque, el río forma pequeños saltos encadenados, conocidos como Foces A Pinguela.

Localización de la ruta de Pena Guímara

Estamos en A Fonsagrada, al este de la provincia de Lugo, en el municipio más extenso de Galicia. Una zona de montaña que se caracteriza por sus aldeas rurales y sus bosques caducifolios.

La forma más fácil de llegar hasta allí es coger la carretera que conduce hasta allí directamente desde Lugo, pasando por Castroverde y Baleira.

El Bosque de Carballido

Nos levantamos, nos asomamos a la ventana, y …….la pinta es horrible. Llueve a cántaros.
Estamos en A Pobra do Burón, y vemos A Fonsagrada allá arriba, donde queda algo de nieve.

Tras una noche tan estrellada, pero…..la previsión para hoy es lluviosa para todo el día y nieve por encima de 800 m. ¿Qué hacemos?. Pues…un recorrido en coche, y ¡a comer un buen cocido!
Tenemos varias opciones de carreteras de montaña por los alrededores de A Fonsagrada, por ejemplo hacia A Pontenova, hacia Navia de Suarna, hacia Asturias……..Elegimos la primera, la carretera hacia A Pontenova, para así pasar por los bosques de Carballido. Esta enorme fraga es uno de los bosques autóctonos más extensos de Galicia, el cual ha sido declarado Lugar de Interés Comunitario, debido a su abundante y variada flora y fauna.

La enorme extensión del Bosque de Carballido es perceptible desde un mirador junto a la carretera.

Mirador al Bosque de Carballido, en A Fonsagrada

Ruta de Pena Guímara

Seguimos hasta Viladíaz, pequeña aldea, desde donde parten dos rutas de senderismo, y ………….. justo para de llover, y se ven algunos claros. Parece que mejora el aspecto, y …….¿nos aventuramos?……pues sí!………¡a andar!.

Comenzamos la ruta de Pena Guímara en la aldea de Vilardíaz, en el municipio lucense de A Fonsagrada, con vistas a los montes que han recibido algo de nieve en los últimos días.

La ruta está perfectamente señalizada como PR-G-139, ¡a ver cuánto dura!.

El camino inicial es cómodo, y desciende en suavísima pendiente, con vistas al bosque de Carballido.

En media hora, llegamos a una bifurcación en la que confluyen el sendero de Gallol con el de Pena Guímara (este tramo desde Vilardíaz es común para ambos). Nosotros seguimos por el sendero de Pena Guímara, el más corto, que tal como está el día, y tal como está mi cuerpo magullado, es la decisión más cabal. Por tanto, nos desviamos del camino ancho por una estrecha senda que desciende bruscamente por el bosque.

El descenso pronunciado y zigzagueante no le sienta nada bien a mis doloridas costillas. Cada paso que doy, cada soplo de respiración, van acompañados de sus correspondientes molestias.

Durante este descenso nos topamos con algunos enormes tejos antes de desembocar en la carretera, a orillas del río. Tenemos que continuar por ella unos 300 m, hasta desviarnos a la izquierda, de nuevo por el bosque. Los brezos en flor lucen preciosos sobre los montes.

Por otro zigzag en pronunciado descenso, entre castaños, adornado con prímulas y otras florecillas, llegamos a orillas del río Veiga de Logares.

Entonces comienza una alternancia de subidas y bajadas, siguiendo el curso del río.

El río baja con mucha fuerza entre los árboles caducifolios.

Pasamos por algunos molinos abandonados y completamente en ruinas.
Más adelanta, pasamos al lado de una pared de roca, por donde se empieza a encajonar el río. Para sortear este cañón, pronto ganamos altura, y lo salvamos por la parte superior, viendo el río allá abajo.
Las piedras húmedas y resbaladizas del suelo nos exigen extremar las precauciones.
Entre castaños, algunos de ellos centenarios, algunos acebos, árboles de ribera…..y multitud de plantas herbáceas con flores de diferentes tonalidades, continúa el camino al lado del río Veiga de Logares.
El río muestra toda su vitalidad en una serie (varias docenas) de pequeños saltos encadenados, conocidos como Foces A Pinguela. También vemos cascadas cayendo sobre el río.

Siguiendo la senda, llegamos a la aldea de Romeán, completamente abandonada, a orillas del río, sin acceso por carretera. Lugares de otros tiempos…….

Aquí nos separamos definitivamente del río por un camino que asciende al lado de pastizales, donde se cría la excelente ternera de A Fonsagrada. ¡Qué verrrrrrrrrde!

Así llegamos a la aldea de San Martín de Robledo, con su iglesia abandonada.


Seguimos por el bosque, bajando, subiendo……un verdadero rompepiernas.
Las ouriceiras o corripas son numerosas en estos bosques, dada la abundancia de castañas.

Pasamos por las cuevas de Vilardíaz, excavadas por el agua en la roca caliza.

A Vilardíaz regresamos con barro hasta las orejas, justo cuando empieza a diluviar de nuevo.


Menos mal que las previsiones no se han cumplido, y nos hemos escapado de la lluvia durante toda la caminata.

Después todavía pudimos seguir disfrutando de esta gran masa arbórea que es el bosque de Carballido, cruzándola en coche. Parece mentira que la fama se la llevan otras fragas en Galicia, ¡con la cantidad de bellísimas fragas que pueblan los montes de Lugo!

 

Track de la ruta Pena Guímara en A Fonsagrada (11.5 Km)

Descargable para GPS: es.wikiloc.com/wikiloc… id=4259226

 

Ver más excursiones por Lugo: Aquí


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “A Fonsagrada: Ruta de Pena Guímara