Ruta dos Cerqueiros en las Fragas del Eume GALICIA - FRAGAS DEL EUME


La Ruta dos Cerqueiros es una de las rutas de senderismo señalizadas del Parque Natural de las Fragas del Eume. En esta ocasión la recorrimos en otoño, dejándonos cobrizos y dorados por doquier en las entrañas de estos magníficos bosques caducifolios.

Localización de la ruta

(11.5 Km, muy fácil)

La ruta dos Cerqueiros comienza en la carretera que sube desde Monfero a Montelongo, donde encontramos un panel explicativo.

Se trata de una de las rutas señalizadas dentro del Parque Natural Fragas do Eume. Discurre por una zona desconocida para la gran mayoría de visitantes del parque, que suelen acudir al acceso por Pontedeume, donde se encuentra el centro de información, para conocer el monasterio de Caaveiro y la fraga más próxima a la desembocadura del río Eume.

 

Descripción de la Ruta dos Cerqueiros

Un domingo de diciembre, con sol reluciente, emprendemos esta ruta, que comienza por una pista forestal. Tras pasar una zona de pinos, descendemos hacia el bosque caducifolio. Oímos muchos pajaritos, parece que están alegres con este buen tiempo de finales de otoño, que casi podemos ir en manga corta.

Unos bosques por los que el otoño ha pasado para pintarlos en tonos dorados. Gracias a la ausencia de viento en este otoño primaveral, las hojas en los árboles están durando más tiempo. Aquí vemos un paisaje pintado a franjas de colores.
Ya empezamos a ver a nuestra derecha la fraga de Teixeiro, por donde continúa la ruta señalizada. Nosotros continuamos por la senda de la izquierda, que baja hasta la orilla del embalse del Eume.
Un día precioso en el que los tonos dorados de los robles, castaños, alisos, se reflejan sobre las aguas embalsadas. La sensación es de evasión absoluta. Sentarme a ver cómo caen las hojas a cada soplo de aire y a escuchar la quietud del lugar me concede buenos momentos.
Regresamos sobre nuestros pasos hasta el cruce que lleva a la fraga de Teixeiro. Por el camino me entretuve fijándome en los juegos de luces y sombras sobre el suelo de hojas.
Nos internamos en la fraga. Las cascadas estás secas, las corrientes de agua son hilillos en este otoño tan seco.

Pero, en cualquier caso, los bosques caducifolios siempre tienen un aire mágico. Una fraga de robles, castaños, abedules, ameneiros, alisos, acebos…………..en el que habitan ciervos, corzos………, en esta zona del Parque Natural tan desconocida para la gran mayoría, considerado el bosque atlántico costero mejor conservado de Europa.

El camino carece de cualquier tipo de dificultad. Y seguimos por la fraga de Cerqueiros. En realidad, se habla de fragas del Eume en plural, porque son varias las fragas que dan cobijo al río. El río Eume, que nace en la lucense Serra do Xistral, muy cerca del Cantábrico, no se conforma con una vida tan corta, prefiere conocer más mundo y viajar hacia el Atlántico.

Pasado el bosque, las vistas se despejan y divisamos el embalse del Eume. Nosotros seguimos subiendo cómodamente hasta llegar al mirador da Carbueira.
Desde el mirador da Carbueira, al borde del precipicio, contemplamos el embalse del Eume encerrado entre laderas cubiertas por bosques, el Val do Xestoso, y más lejos, las sierras de Xistral, Faladoira, etc.

Tras un momento de descanso en los banquitos del mirador, nos quedan casi 4 Km hasta el coche.

Una amiga que se acercó a saludar

Nos hemos salido del bosque caducifolio y el entorno es de lo más soso, entre pinos y matorrales. El último kilómetro, aproximadamente es por asfalto.

Para visitar en el entorno: Monasterio de Monfero.

A unos pocos kilómetros en coche de la ruta dos Cerqueiros, nos aguarda el monasterio de Monfero. Pero nunca tenemos suerte y siempre lo encontramos cerrado. Aunque abre los fines de semana, este domingo está cerrado, al igual que nos ha pasado otras veces.

Este monasterio fue fundado en el siglo XII y quedó abandonado a principios del siglo XIX tras la desamortización de Mendizábal. A partir de entonces, los saqueos y los rayos actuaron de catalizadores de su deterioro. A mediados del siglo XX fue declarado Monumento Histórico Artístico. Hace pocos años comenzaron a restaurarlo para convertirlo en hotel, pero esta idea ha quedado paralizada.

En la fachada destacan las cuatro columnas corintias y la falta de una torre del campanario simétrica a la que queda en pie. Posee 3 claustros, en diferente estado de conservación.

De vuelta a casa por esas carreteritas de la Galicia interior adornadas por maceteros de genuino diseño rural.

Para comer:

Casa Juan, en Monfero. La ternera asada está de vicio. Y el cocido, en su temporada, es irresistible.

 

Track de la ruta dos Cerqueiros

Descargable para GPS: es.wikiloc.com/wikiloc… id=5803750

 

Ver más excursiones por A Coruña: Aquí

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.