Valle glaciar de Prada en Manzaneda GALICIA- MACIZO CENTRAL OURENSANO


Por el Macizo Central ourensano transcurre esta ruta señalizada como PR-138, que nos conduce al Valle glaciar de Prada. Al final del valle y rodeada del circo glaciar se emplaza la aldea abandonada de Prada. Merodear por sus solitarios rincones nos hará sentir un aire de nostalgia.

Localización de la ruta

Iniciamos la ruta en la aldea de Bidueira, municipio de Manzaneda. Para llegar hasta Bidueira nos dirigimos a la carretera nacional de Ourense a Ponferrada, N-120.

Coordenadas GPS: 42.2600285,-7.2110794,13.46

El río Sil nos acompaña entre Augasmestas y A Rúa.

En A Rúa nos desviamos por la carretera a A Gudiña. Estamos en la provincia de Ourense, de camino a las montañosas tierras de Manzaneda.

Siempre me parece inevitable parar en el mirador sobre As Ermidas, para estirar las piernas antes de las curvas que nos esperan, y para contemplar este lugar especial, con su santuario enclavado en la montaña.

Me encanta el colorido que adquieren las montañas del Macizo Central orensano en primavera, con la floración de brezos, xestas………….

Poco más adelante nos desviamos hacia Bidueira, por una carretera sinuosa y un paisaje precioso. Cultivos de vid en terrazas sobre las escarpadas laderas que envuelven el río.

Otro modo de acceso a Bidueira sería desde Pobra de Trives, pasando por el pueblo de Manzaneda.

Descripción de la ruta al Valle glaciar de Prada

Comenzamos esta caminata de 17 Km al Valle glaciar de Prada al lado de la iglesia de San Miguel de Bidueira, pequeña aldea del municipio de Manzaneda.
Esta iglesia barroca fue edificada en el siglo XVIII, y muchos la consideran “la catedral de tierras de Manzaneda”. Al lado de la iglesia se encuentra el panel informativo de la ruta, señalizada como PR-138.

Bidueira se ubica a 880 m de altura, y por ello nos resulta bastante sorprendente encontrarnos unos pajarillos de colores tan intensos, más esperables en un ambiente tropical que en esta zona de montaña.
Decir que el primer tramo del camino estaba encharcado es poco, ¡era un auténtico río!, obligándonos a saltar varios muretes y cruzar por fincas.

En estas zonas más bajas de la montaña ourensana, los árboles autóctonos (castaños, robles) se intercalan con praderas. Las xestas blancas características de esta zona, están ahora en flor.

El camino de carros nos conduce hasta la aldea de Requeixo, donde comienza un tramo de ruta circular, pudiendo tomar una de las dos desviaciones indicadas. Optamos por seguir hacia Bico do Lombo.
Tras pasar Requeixo, a 950 m, los árboles desaparecen, y el entorno se vuelve multicolor.

 

Nos cruzamos con algunos corzos, que corretean por la montaña. A lo lejos, se elevan las montañas de Trevinca nevadas. Desde luego, un panorama inusual a estas alturas del año, ya avanzado mayo.

Al pasar por Bico do Lombo, percibimos las huellas geológicas de su pasado glaciar. Aparecen grandes bloques de granito depositados en el terreno. Son restos arrastrados por las morrenas glaciares que ocupaban este valle en el pasado.

Bico do Lombo

Cruzamos un curioso puentecillo sobre el río Requeixo. Y alcanzamos 1100 m de altura, adentrándonos en el valle glaciar de As Lamas y Prada, que nos recibe con camino encharcado.

Este valle glaciar daba cobijo a la aldea de Prada hasta hace algunos años. Ahora está completamente deshabitada. Vagabundear por sus rincones nos embarga de esa melancolía que sientes cuando husmeas por lugares abandonados, preguntándonos cómo sería la vida de sus habitantes en el pasado. Desde luego que no era una vida fácil, alejada de cualquier medio de comunicación y sufriendo los rigores del clima de montaña. La carretera nunca ha llegado hasta aquí.

Val glaciar de Prada

Aldea de Prada

Sus casas de piedra en ruinas, y la pequeña capilla de San Bartolomé, nos hacen recordar tiempos pasados.

El circo glaciar enmarca el valle en forma de U. Se formó entre 50.000-10.000 años atrás.

Del Valle glaciar de Prada volvemos hacia Requeixo por Biduela, haciendo la ruta circular. Con algún tramo encharcado, ¡y sin canoa!.

Al recorrer los caminos de carros, todavía percibimos las huellas de las rodadas sobre el tosco empedrado.

Cerrando el círculo, regresamos a Requeixo, pequeña aldea entre praderas de montaña.

A San Miguel de Bidueira regresamos por asfalto, para evitar el camino encharcado, viendo cómo el cielo va ganando en dramatismo.

Cuidado con los animalitos!!

Por la noche sí que recuperamos fuerzas

Track de la ruta al Valle glaciar de Prada

Descargable para GPS: es.wikiloc.com/wikiloc… id=4519640

Ver más excursiones por Ourense: Aquí

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.