Cerro Tronador: Caminata al refugio Otto Meiling ARGENTINA - PATAGONIA


La niebla lo tapaba todo cuando llegamos al refugio Otto Meiling después de unos cuantos kilómetros de caminata. Durante el camino pudimos disfrutar de increíbles vistas de los glaciares colgantes del Cerro Tronador. Necesitamos un poco de paciencia y espera para que la niebla aclarase y nos permitiese contemplar los glaciares cercanos en este rincón del Parque Nacional Nahuel Huapi.

Se despierta el día en Pampa Linda

Despertar frente al Tronador, ¡grandioso!
Desayuno amenizado por el Volcán Tronador y por un par de docenas de cauquenes que correteaban por los prados de Pampa Linda.

Cauquenes paseando por Pampa Linda

Patricia es una mujer de infinita paciencia y perpetua sonrisa, que mima a sus clientes de Pampa Linda, facilitando todos los detalles para recorrer la zona, enseñando fotos de su álbum una y otra vez, ayudando a descubrir los escondrijos de estas montañas.

No tuvo que esforzarse demasiado para convencernos de hacer el sendero al refugio Otto Meiling. Bastaron unas pocas fotos y un par de descripciones.

Caminata al refugio Otto Meiling

Tras registrarnos en la caseta del guardaparques, iniciamos el sendero al refugio, que parte justo de Pampa Linda. Día de vacaciones para el coche, que se lo merece.

Tras 3 km, cruzamos el río Castaño Overa, el que nace de las cascadas que caen del glaciar que vimos ayer. ¡Bien…..hay puente!. Y, entonces, empieza la subida, suave y cómoda.

Bosque de lengas, cañas colihue, altísimos coigües y montones de pequeños arbustos, unos muy parecidos a los acebos.

Altísimos coigües

Llevábamos recorridos 8 km a buen ritmo, cuando, desde el camino, empezamos a ver el glaciar entre las ramas de los árboles, justo cuando íbamos a iniciar la cuesta de los Caracoles.

Bajaban muchos jóvenes montañeros de pasar la noche en el refugio.
Casi al final de los Caracoles, podemos divisar 2 glaciares, el glaciar Manso y el Castaño Overa.

Llegamos a Almohadilla, entrando en un bosque achaparrado de lengas (km 9 y 1400 m de altura).

A 1450 m de altura, teníamos vistas grandiosas, que conformarían a cualquiera. En la exhibición paisajística se reunían los 2 glaciares, el Volcán Tronador, el Valle del Castaño Overa, y la planicie de Pampa Linda, el Paso de las Nubes, el Valle del río Alerce…..

Al inicio del pedrero, las vistas eran increíbles, hacia el glaciar Castaño Overa y el valle glaciar por donde ahora discurre el río.

Alcanzábamos al refugio, a 1880 m de altitud, después de 14 km de subida, continua aunque llevadera. Un desnivel total de 1000 m. El último tramo de subida por pedrero se me hizo interminable, granizando y entre la niebla, con las manos congeladas.

Llegando al refugio Otto Meiling

Desde el refugio Otto Meiling deberían verse muy cerca los glaciares Alerce y Castaño Overa, y la cumbre del Tronador, pero no vemos más que niebla. Y es que este punto está muy cerquita de la cumbre. Menos mal que había un fuego bien calentito y nos secamos rápido. Y además, nos recreamos con un goloso postre, exclusividad de la casa, un “Tronador”, un brownie con dulce de leche y nata imitando glaciares. Estaba buenísimo.

Nuestro apetitoso “tronador”

A aquella gente tan afable con la que coincidimos, yo les decía que no me marchaba de allí hasta que saliese el sol. Yo confiaba en que aparecería un huequito entre la niebla y podríamos ver las montañas o los glaciares. Los refugieros, sabiendo que la previsión era horrible, pensaban que eso sería imposible hasta dentro de unos cuantos días.

Y después de casi 2 horas, se hizo el milagro………..bueno………el medio milagro, porque la cumbre del Tronador no la llegamos a ver, pero sí los dos glaciares. Yo salí inmediatamente, danzando de un sitio a otro…………¡grandioso!

Glaciares del Cerro Tronador

Desde aquí, uno puede caminar un poco más, y llegar a tocar el hielo del glaciar. Hoy no está el día para eso.

La charla estaba animada, pero teníamos que regresar y despedirnos de las 4 personas que se quedan cuidando el refugio durante el periodo de apertura. Emprendíamos la bajada acompañados por unos jóvenes argentinos que nos esperaron, ya que no querían bajar solos entre la niebla.

Nos comentaban sus rutas de hace unos días, cuando la invasión de tábanos era insoportable. La bajada de temperatura y la llovizna se los han llevado. Mejor algo de llovizna que una lluvia de tábanos.

Y así, descendíamos en expedición, lloviznando, en agradable compañía, que fue todavía mejor en presencia de varios arco-iris que también nos acompañaron en el camino.

Regalo de arco-iris bajando del refugio Otto-Meiling

Glaciares del Cerro Tronador

Tras 3 horas de descenso, estábamos de regreso en la caseta del guardaparques, dejando el papelito de registro, para avisar que habíamos vuelto. 27,5 km, ¡buf!

 

Sendero al Saltillo de las Nalcas

Todavía quedaba un poco de luz y algunas fuerzas. Así que, a última hora de la tarde me empeñé en conocer el Saltillo de las Nalcas. Por un sendero plano de apenas 1,5 km, llegaba a esta altísima cascada, que pude rodear y verla también desde distintas perspectivas, por delante, por detrás, de lado….. La cascada precipitándose desde lo alto de un paredón vertical en medio del bosque conforma un bonito lugar. Es tan alta que no cabe en la foto.

 

Al final, cayeron los 30 km de caminata!
Menos mal que la ducha y la cena con asado de cordero nos dejaron como nuevos.

Volvemos a compartir la charleta post-cena con una pareja de alemanes. Él no deja de sorprenderme por su sabiduría patagónica. Ha viajado más de una docena de veces a la Patagonia.

Noche estrellada. Como siempre, está más despejado por la noche que por el día.

Track de las rutas por el Cerro Tronador

Caminata al refugio Otto Meiling: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6207112

Paseo al Saltillo de las Nalcas: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6207156

 

ESTA ETAPA PERTENECE AL VIAJE: Patagonia norte: Chile y Argentina

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.