São Miguel: Punta Ferraria y miradores del oeste SAO MIGUEL - AZORES


Recorrido en coche por el sudoeste de Sao Miguel desde Ponta Delgada: Mirador de Relva, Lagoas da Empadada, mirador Cerrado das Freiras, Sete Cidades, Ponta do Escalvado, Punta Ferraria, Vista do Rei.

El primer día en San Miguel nos lo tomamos con calma. Retraso del vuelo, llegada de madrugada……estamos hechos polvo. Recoger coche de alquiler, algunas compras, recabar información……..así se nos va la mañana.

El tiempo no nos sorprende……..nublado, ni frío ni calor……… es el clima típico de estas islas en medio del Atlántico, donde el anticiclón es sólo un mito.

Con este cielo tan nublado, desde Ponta Delgada nos desplazamos hacia Sete Cidades, en el oeste de la isla. Como estos días se celebra el Rally de Azores, y la etapa de hoy discurre por la zona central, nos escapamos hacia el oeste para evitar las carreteras cortadas.

Miradouro de Relva

A la primera parada nos invita el mirador de Caminho Novo, en Relva. La costa se muestra amable, en verdes praderas que descienden en suave pendiente hacia el mar.

Vista de la costa desde el mirador de Relva

Pasado el mirador de Relva nos desviamos hacia el Pico do Carvão. La carretera asciende entre macizos de hortensias, una de las flores típicas de Azores. Es como estar en casa, todo verde, un paisaje de suaves colinas, vacas en los prados, algunas coníferas, y abundancia de hortensias.

Lagoas da Empadada

Por un estrecho camino, nos desviamos hacia la laguna da Empadada, entre azaleas y hortensias. A 800 m de altura, varias pequeñas lagunas y una humedad extrema fantasean en un envoltorio de espesa niebla.

Mirador Cerrado das Freiras

No conseguimos apreciar el paisaje, la niebla nos envuelve. Ni siquiera subimos hasta el mirador Vista do Rei, la panorámica más emblemática de Azores…..visibilidad nula. O sea que, continuamos en descenso hacia el pueblo de Sete Cidades…………Volveremos otro día.

Desde el mirador Cerrado das Freiras, la vista sobre Sete Cidades no está en su  mejor momento. Apenas percibimos los contrastes de la laguna bicolor que inunda el cráter de Sete Cidades.

Desde aquí descendemos vertiginosamente hasta llegar al borde de la laguna de Sete Cidades, la cual cruzamos por un estrecho puente.

Por el pueblo de Sete Cidades pasamos de largo, siguiendo hacia la costa oeste en busca de una mejor visibilidad. Un descenso también verde y floreado que nos dirige hacia Varzea. Por algo denominan a São Miguel la Isla Verde.

Miradouro do Escalvado

En la Ponta do Escalvado, en un peñón sobre el mar, contemplamos la costa acantilada y fragmentada. El Miradouro do Escalvado mira hacia el oeste, además de poder observar la población de Mosteiros a nuestra derecha y la Punta da Ferraria a nuestra izquierda, sobre la que sobresale su faro.

Miradouro de Ilha Sabrina

Precisamente, Ponta da Ferraria es nuestro próximo punto de visita. El Pico das Camarinhas se alza sobre Ponta Ferraria, declarada Monumento natural. Se impone una parada en el mirador de Ilha Sabrina para apreciar las vistas de la costa de lava desde lo alto. Si hubiéramos estado aquí en 1811 habríamos presenciado la formación de un pequeño islote que emergió a 6 kilómetros de Punta Ferraria. Se denominaba Isla Sabrina, pero la acción erosiva de las olas la hizo desaparecer al cabo de pocos meses.

Faro de Punta Ferraria

En esta costa se nota el origen volcánico de la isla, que, en otros lugares, oculta la densa vegetación. La costa de lava está protegida como Área Importante para aves, por ser lugar de nidificación de aves (Cagarro y Pintainho).

Punta Ferraria

Claro que bajamos a caminar por los paisajes volcánicos de este precioso tramo de costa de Punta Ferraria, que tanto me gustan. Mundo mineral que no ha sido modelado por el hombre, ni por el viento, ni por el agua. Rocas volcánicas modeladas por el efecto de los cambios de temperatura y de las propias agitaciones de las entrañas de la tierra.

Puentes naturales trabajados por el mar…..tierras volcánicas multicolores…..pedruscos de lava de millones de formas……..y la escasa y frágil vegetación buscando su supervivencia en un entorno mineral, ¡me encanta!

Además, entre las formaciones de lava existe una piscina natural de aguas termales a 40 ºC.

La temperatura ha subido de los 11 ºC que teníamos en zonas altas a 19 ºC en la costa.

Costa de Feteiras

Tras el encantador paseo por Punta Ferraria y correspondiente turno de fotos, continuamos en dirección a Ponta Delgada, bordeando la costa suroeste.

Aunque en ocasiones nos desviamos de la carretera, investigando por caminos que descienden hacia el mar, la verdad es que no encontramos nada especialmente interesante.

Pero aproveché para hacer alguna foto, por ejemplo, en la zona de Feteiras.

Y, ya que estamos, pues también paramos en varios miradores al borde de la carretera.

Miradouro Vista do Rei

Como parece que las nubes están menos espesas, decidimos volver a subir al mirador Vista do Rei. Agapantos, azaleas, hortensias……bordean la carretera.

Y así, aunque con pobre colorido, podemos obtener la vista más representativa de Azores: el Volcán de Sete Cidades, con la laguna de dos colores bañando el interior de su cráter: una zona azul y una zona verde, ambas separadas por un puente. Y volvemos al freso de las alturas……sólo 10 ºC aquí arriba.

No sólo en España se hacen animaladas. Lamentable resulta la imagen del hotel abandonado que se encuentra en este lugar.

Al atardecer, máxima animación en Ponta Delgada. Tenía lugar la entrega de premios del Rally de Azores, recién finalizado.

ESTA ETAPA PERTENECE AL VIAJE:  Sao Miguel. Islas Azores

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *