Cabañas flotantes en el Lago Cheow Lan en el Parque Nacional Khao Sok

Khao Sok Parque Nacional: un lago en la selva TAILANDIA


El Parque Nacional Khao Sok se extiende por 739 Km2 al sur de Tailandia en la provincia de Surat Thani. Fue constituido en 1980 y acoge colinas, formaciones kársticas y la mayor selva virgen de Tailandia. Nosotros visitamos la zona del lago Cheow Lan pasando una noche en las cabañas flotantes.

Parque Nacional Khao Sok

Situada entre la Costa de Andamán y el Golfo de Tailandia, el área recibe una elevada pluviosidad, concentrándose entre los meses de mayo y octubre, aunque puede llover en cualquier época del año. El parque dispone de dos entradas, una en la zona de selva accesible desde el Khao Sok Village y otra en la zona del lago accesible desde Ban Ta-Khun.

Contratamos una excursión de 2 días con la empresa Khao Sok Lake que incluía una noche en las cabañas flotantes del lago Cheow Lan. Es en realidad un embalse construido en los años 80 , que anegó el valle en el que antes habitaba la población local. Casas y templos permanecen sumergidos bajo las aguas, que en algunos puntos alcanzan 100 m de profundidad. Los habitantes fueron trasladados a otras localizaciones y el gobierno les ha concedido el derecho de explotar turísticamente el lago. No hay pueblos en las orillas, sino que existen cabañas turísticas en diferentes emplazamientos, todas flotando sobre el agua.

La excursión incluye traslados, actividades (paseo por la selva, kayak, navegación), comidas y alojamiento, comenzando el primer día a las 10 am y terminando el segundo en torno a las 13:30.

Nosotros elegimos alojamiento confortable y excursión en grupo, aunque varios de los trayectos los hicimos solos. Pero hay además otras opciones. Se puede optar por excursión en grupo con alojamiento básico (más barata) o por excursión privada con alojamiento confortable (más cara).

Excursión al Lago Cheow Lan en el Parque Nacional Khao Sok (1er día)

A las 9 am partimos de nuestro hotel cercano al aeropuerto de Surat Thani para trasladarnos en taxi a la oficina de Khao Sok Lake tours, ubicada en el pueblo de Ban Ta-Khun, en la carretera entre Surat Thani y Phuket. Tardamos escasos 40 minutos en llegar. De las maletas nos despedimos por este par de días, dejándolas en la oficina, para llevarnos sólo una mochila pequeña.

En un enorme 4×4 ponemos rumbo al embarcadero. Son sólo 15 minutos, aunque antes nos dirigimos al mirador que nos ofrece la primera panorámica del entorno antes de embarcar. Divisamos un amplio paisaje y distinguimos los riscos rocosos recubiertos de vegetación que componen el Parque Nacional Khao Sok. Nos explican cómo obtienen la goma de los árboles de caucho en el bosque próximo, dejando fluir el líquido gomoso mediante incisiones en la corteza.

Mirador Lago Cheow Lan

Mirador Lago Cheow Lan

En el embarcadero nos espera la lancha de madera tradicional, el longtail boat, que nos regala una apacible navegación por el lago Cheow Lan. Recibe agua de varios ríos y se denomina también Rajjaprabha Dam. Es un paisaje enmarcado entre laderas tapizadas de selva, en el que divisamos las colinas calcáreas al frente.

Me encanta la ubicación de las cabañas flotantes desde el primer momento. El agua de color tan verdoso, las colinas recortadas, la selva………es idílico. La cabaña es un encanto, con su terracita privada, embarcadero particular con kayak, suelo de cristal en el interior de la habitación que nos deja ver los peces que se acercan. Hay ventilador, electricidad 24 horas, baño privado con ducha mediante energía solar, y un paisaje de postal tailandesa.

Cabañas flotantes en Lago Cheow Lan (Khao Sok National Park)

Cabañas flotantes en Lago Cheow Lan (Khao Sok National Park)

Lago Cheow Lan (Khao Sok National Park)

Al aire libre nos sirven el almuerzo nada más llegar: pollo frito, pollo guisado en salsa verde picante con palmitos, sopa de tofu y vegetales, huevos con salsa de soja, arroz blanco, y de postre sandía.

Tras el almuerzo y el primer baño en el lago es el momento de comenzar la primera actividad guiada. Navegaremos por el lago entre formaciones cársticas, después pasearemos por la selva hasta alcanzar un pequeño lago interior y lo cruzaremos en balsa de bambú para llegar a una cueva cárstica llena de estalagtitas y estalagmitas.

En el barco tailandés emprendemos la navegación, durante la cual vamos descubriendo el entorno de estas tierras anegadas. Sobre el agua emergen pináculos rocosos, paredes verticales, o laderas empinadas pobladas por vegetación selvática. Lo malo de estos barcos es el horrible ruido de los motores fueraborda. Problema que resolvemos por unos instantes cuando la embarcación detiene el motor al aproximarse a una de las imágenes más fotografiadas de Khao Sok, los pináculos que emergen verticalmente de las aguas.

Navegación por el Lago Cheow Lan (Khao Sok National Park)

Navegación por el Lago Cheow Lan (Khao Sok National Park)

Navegación por el Lago Cheow Lan (Khao Sok National Park)

Navegación por el Lago Cheow Lan (Khao Sok National Park)

Pináculos del Lago Cheow Lan

Pináculos del Lago Cheow Lan

La navegación prosigue pasando por varios conjuntos de cabañas flotantes. No sé si en alguna época del año se llenan. Este día parecen bastante desocupadas. Pocas embarcaciones navegan, y en general con pocos pasajeros.

Navegación por el Lago Cheow Lan

Navegación por el Lago Cheow Lan

Navegación por el Lago Cheow Lan

En una orilla amarramos para emprender la corta caminata por la selva. Es un sendero bien marcado que nos interna en la jungla tailandesa, compuesta por innumerables especies vegetales. Árboles altísimos y plantas tropicales dan cobijo a una fauna en la que descubrimos monos saltando por las copas de los árboles, camaleones mirándonos fijamente desde sus escondites en las ramas, y multitud de insectos. Habitan también elefantes salvajes que no acostumbran a pasar por las zonas frecuentadas por humanos, aunque algunos han dejado sus excrementos en el sendero.

El sendero de 1 Km finaliza a orillas de un pequeño lago interior. Supongo que las modestas cabañas flotantes son viviendas de lugareños, y son ellos los propietarios de las balsas de bambú que cruzan este lago.

La visita a la cueva nos aguarda en la otra orilla, donde desembarcamos tras varios minutos. Hay que tener cuidado porque el terreno arcilloso es resbaladizo. La cueva es pequeña, aunque suficiente para mostrarnos la labor incansable del agua sobre la roca caliza creando columnas, estalagtitas, estalagmitas. Han bautizado cada figura con un nombre y el guía nos muestra el elefante, el órgano, el beicon o la bruja.

Lago Cheow Lan en el Parque Nacional Khao Sok

Lago Cheow Lan en el Parque Nacional Khao Sok

Camaleón en el Parque Nacional Khao Sok

Camaleón en el Parque Nacional Khao Sok

Cuevas kársticas en Parque Nacional Khao Sok

Cuevas kársticas en Parque Nacional Khao Sok

Cuevas kársticas en Parque Nacional Khao Sok

Cuevas kársticas en Parque Nacional Khao Sok

El sol ya no nos acompaña al regreso. Con un ambiente más gris, más carente de luz, percibimos diferente misticismo. A la puesta de sol seguimos navegando, con ese cielo anaranjado a estribor y gris a babor, y un escenario en el que se dibujan cientos de colinas puntiagudas sobre el agua.

Atardecer en el Lago Cheow Lan 

Atardecer en el Lago Cheow Lan 

Atardecer en el Lago Cheow Lan 

Atardecer en el Lago Cheow Lan 

Atardecer en el Lago Cheow Lan 

Ya en penumbra nos animamos a un baño e incluso a unas paladas en el kayak en un momento de rotundo sosiego.

La ducha no sale muy caliente. Parece que la energía solar se ha puesto en huelga, pero no importa, el ambiente es cálido.

De noche se está de maravilla. Temperatura perfecta mientras cenamos al aire libre en nuestro pequeño rincón. Abundante y variada comida otra vez. Puedes hartarte de comer y no te lo terminas. Pescado rebozado, pollo al curry, salteado de vegetales, tortilla, arroz blanco, piña y sandía. Las cigarras chirrían por la noche cuando nos sentamos a escuchar los saltos de los peces en el agua. Las estrellas centellean, aunque a lo lejos relampaguea un cielo de tormenta lejana. Qué delicia.

 

Excursión al Lago Cheow Lan en el Parque Nacional Khao Sok (2º día)

Comenzamos el día siguiente bien temprano para recibir las primeras luces del alba asomadas a la ventana de la cabaña flotante. No hay mosquitos y se está de maravilla antes de que apriete el calor observando cómo van cambiando los colores de un paisaje que se despereza. El agua es un espejo que refleja las colinas, los árboles, las nubes. Estar en medio del agua te da la oportunidad de disfrutar de una panorámica completa 360 º. El paisaje es más amplio y plano hacia el oeste, asomando riscos rocosos e islotes redondeados. Hacia el este se elevan las montañas que se van tiñendo de un rojizo intenso, es una pasada la intensidad de rojo que alcanzan a estas horas.

Amanecer en el Lago Cheow Lan

Amanecer en el Lago Cheow Lan

Amanecer en el Lago Cheow Lan

Amanecer en el Lago Cheow Lan

Amanecer en el Lago Cheow Lan

Amanecer en el Lago Cheow Lan

Nos han citado a las 6:30 para una navegación-safari que como avistamiento de animales resulta ser un fiasco, pero está bien para contemplar el sosegado paisaje a esta hora de la mañana. Lo malo es que todo lo hacen en el longtail boat con desagradable y continuo ruido de fondo del motor. Sería más adecuado tener un bote de remos o un motor lento para gozar de los sonidos de la naturaleza en este lugar y para no ahuyentar a la fauna. Apenas algún ave remonta el vuelo. Observamos ramas en movimiento, pero ningún mono nos obsequia con su presencia. De tucanes, ni hablemos. El paisaje es un mundo de reflejos. Sin duda, lo mejor de la navegación es el cambio de colores conforme amanece, especialmente las montañas tan rojizas que brillan sin pudor al sentirse iluminadas por los primeros rayos de sol.

Navegación al amanecer en el Parque Nacional Khao Sok

Navegación al amanecer en el Parque Nacional Khao Sok

Navegación al amanecer en el Parque Nacional Khao Sok

Navegación al amanecer en el Parque Nacional Khao Sok

Cabañas flotantes en el Lago Cheow Lan

Cabañas flotantes en el Lago Cheow Lan

El desayuno nos aguardaba al volver, y como no podría ser de otra manera, no falta el pollo, aunque al menos no hay arroz. Nos están cebando. Huevos fritos, pollo rebozado con crujiente cobertura, salchichas de pollo que no probamos, ensalada en juliana, pan de molde.

Tenemos 3 horas libres entre el desayuno y la tempranera comida que nos han anunciado. El kayak me hacía ojitos desde el embarcadero. Estar amarrado no es lo suyo, se le ve con ganas de movimiento. Así que durante un par de horas nos dedicamos a remar y explorar.

Avanzamos en el kayak por las calmadas aguas frente a las colinas rojizas hasta acercarnos a las selváticas orillas. Y ahora sí que vemos monos de cola larga brincando de rama en rama. Es una sinfonía de sonidos selváticos, de aullidos de monos y trinos de aves que se arropan en el follaje. Palada para aquí, palada para allá, es momento de sentirnos absortos en solitarios rincones.

Parque Nacional Khao Sok

Parque Nacional Khao Sok

Parque Nacional Khao Sok

Chapuzón es lo que nos pide el cuerpo a continuación en las aguas cálidas. En esta última comida yo creo que nos han puesto las sobras de todas las anteriores. Sopa picante con verduras flotantes y arroz multi-ingredientes: verduras, pollo, salchichas y trocitos de tortilla.

Traslado a Khao Lak

Emprendemos el trayecto de regreso a tierra firme después del almuerzo, unos 40 minutos de navegación hasta el embarcadero y 10 minutos más en coche hasta la oficina donde recogemos las maletas. O sea que a eso de la una estamos de vuelta. Teníamos tiempo y en vez de aceptar el taxi privado a Khao Lak que nos ofrecían por 2800 baht nos quedamos esperando el autobús público (200 baht por persona), mucho más cómodo de lo esperado, con aire acondicionado, asientos reclinables y cinturón de seguridad.

Las dos horas y media de trayecto previsiblemente machacadoras se terminan pasando en un santiamén con el sopor de la siesta después de contemplar los paisajes de montaña que nos muestra la carretera que cruza el Parque Nacional Khao Sok. Se trata del autobús de línea Surathani-Phuket.

Carretera Surathani-Phuket a su paso por el Parque Nacional Khao Sok

Carretera Surathani-Phuket a su paso por el Parque Nacional Khao Sok

Carretera Surathani-Phuket a su paso por el Parque Nacional Khao Sok

 

Para conocer más sobre el parque puedes visitar la página web de los Parques Nacionales de Tailandiahttps://www.thainationalparks.com/khao-sok-national-park

 

ESTA ETAPA PERTENECE AL VIAJE:  TAILANDIA SUR: BUCEO Y MÁS

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.