La Laguna de las Verdes BABIA (LEÓN)


Amanece otro día espléndido en Babia, y nos vamos a Torre de Babia para comenzar esta ruta que nos llevará a la Laguna de las Verdes. Una caminata fácil para un tranquilo día, disfrutando de magníficos paisajes: montañas, valle, río, laguna, y orquídeas silvestres. Es una delicia practicar senderismo en Babia.

Torre de Babia es uno de los pueblos que se asientan en los valles babianos, en este paraje montañoso situado en la cara sur de la Cordillera Cantábrica, en la provincia de León. Por Torre de Babia pasa el río Torre, tras descender de la laguna de Las Verdes. En junio, el río baja cargadito de agua, ofreciéndonos cascadas en su recorrido, lo cual, unido al colorido de las flores en las praderas, componen estampas preciosas, que hacen que esta época resulte ideal para realizar esta ruta. En este día, el paisaje luce bajo un cielo azul intensísimo, absolutamente limpio y nítido.

Al igual que otros pueblos de la comarca de Babia, se halla en un enclave privilegiado, en un valle entre montañas calizas.

La torre defensiva da nombre al pueblo. Son restos de una antigua fortificación, que durante la Edad Media protegía el tránsito por los puertos de la Cordillera Cantábrica. Ya en un documento de principios del siglo XIII se menciona la Torre de Babia, y se piensa que se puede referir a esta torre, lo cual fortalecería su importancia histórica.

Se trata de una de las rutas señalizadas de la zona, y en Torre de Babia encontramos un panel explicativo. Nuestra ruta comienza caminando cómodamente por una pista. Mirando hacia atrás, vemos el pueblo de Torre de Babia a lo lejos, que queda recogido en el valle.

Babia, comarca de tradición trashumante. Los grandes rebaños se trasladaban a las dehesas extremeñas en invierno, y regresaban a estas tierras en primavera, una vez que las nieves dejan paso a los pastos. Es habitual que el ganado suba a zonas cada vez más altas a medida que avanza el verano, conforme se van agotando los pastos bajos y crece la hierba en zonas elevadas. En la foto siguiente se aprecia un rebaño de ovejas. Y los mastines son sus guardianes. No dejan acercarse a nadie!

La pista sube por el valle empinado, por el cual baja el río formando cascadas.

Las formas retorcidas de estas montañas son asombrosas. Un modelado glaciar, formado por los reventones que causa el agua al congelarse y descongelarse, al contraerse y dilatarse.

Este valle estuvo ocupado por una gran lengua glaciar de más de 7 km de largo y más de 200 m de espesor. Un valle ocupado hoy en día por praderías que alimentan rebaños de ovejas y vacas en verano. Estamos en los praderíos de Tremeo.

En día tan luminoso, la intensidad de los colores es extraordinaria.

Caminando muy tranquilamente, en hora y media alcanzamos la Majada de Las Verdes. Luce hermosa, cubierta de flores, y rodeada de estas espléndidas montañas.

Aquí se acaba la pista, y seguimos por sendero. A continuación, el río se encajona. En esta época, finales de primavera, baja con mucha agua y fuerza, resultando una delicia para la vista y el oído.

Un poco antes de llegar a la laguna, estamos al lado del río Las Verdes. La vista del Montihuero desde aquí es impresionante, ¡menudo peñasco!. Pared rocosa vertical. También resulta imponente la aguja del Picón.

Alcanzamos la Laguna de las Verdes, a 1750 m de altura, rodeada de montañas. Su nombre, Las Verdes, se debe a la coloración que adquiere en verano, cuando se cubre de verde vegetación. Un lugar precioso en el que se dan cita gran variedad de aves salvajes, cuyos sonidos son los protagonistas en este rincón. Patos nadando en la laguna, buitres leonados sobrevolando las cumbres…….

La laguna de Las Verdes es de origen glaciar. Estos valles en U han sido excavados por el hielo durante milenios. Debido al deshielo, se cubrieron de agua, reduciéndose finalmente a algunas lagunas.

Continuamos un poco más, y llegamos a otra laguna/pradera verde, a pies de Peña Los Años.
Desde aquí tenemos otra panorámica diferente del Montihuero, ¡tremendo! Esta montaña es tan diferente desde cada pespectiva!!

¡Cómo un gran glaciar de piedra, de caprichosas formas!

El día y el lugar están para quedarse haciendo cientos de fotos, pero nuestro tiempo va tocando a su fin y emprendemos el regreso, haciendo la ruta circular.

Las orquídeas colorean los campos. Es todo un espectáculo estar en Babia en primavera.

Precioso paisaje de frente. Y, a espaldas, no digamos.
Tras pasar por otra pequeña laguna, empezamos a divisar el valle. No sé cómo nos despistamos del camino, teniendo que practicar un poco de campo a través, para descender el valle.

  El río Las Verdes forma cascadas en esta época, en su curso desde la Laguna hacia el fondo del valle.

Y más agua por el camino de regreso.

Finalmente, enlazamos con la pista que nos devuelve a Torre de Babia por la otra margen del valle.

 14 Km, una caminata preciosa y relajada, apta para todos los públicos.

¡Me encanta estar en Babia! ………… Me ha enganchado………… ¡Hasta la próxima!

Track de la ruta a la Laguna de las Verdes desde Torre de Babia

Descargable para GPS: es.wikiloc.com/wikiloc… id=4740352

 

Ver más excursiones por Babia: Aquí

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.