Ruta de los Pintores de A Fonsagrada GALICIA - A FONSAGRADA 2


Por los bosques de A Fonsagrada discurre esta sencilla ruta de senderismo conocida como Ruta de los Pintores. Varios pintores locales gozan de prestigio, y por sus aldeas natales pasaremos, además de recorrer magníficos bosques autóctonos que esconden recónditas ermitas y elementos etnográficos junto al río Allonca. Estamos al noreste de la provincia de Lugo, en la Reserva de la Biosfera del río Eo, los Oscos y Tierras del Burón.

La Ruta de los Pintores en A Fonsagrada es fácil y bastante corta (11.5 Km). Para ello nos desplazamos a la aldea de A Trousa y de ahí al lugar de A Ferraría, donde comenzamos la ruta en dirección a O Relaio.

La ruta de Los Pintores está perfectamente señalizada por el concello de A Fonsagrada.

El camino comienza siendo ancho y cómodo, en ligero descenso, entre bosque de robles y castaños. Suave susurro del río Allonca que fluye por el fondo del valle, y del aire meciendo las ramas de los árboles.
La primera casa que nos encontramos no debe de llevar muchos años abandonada. Tiene antena de TV, y todavía podemos observar aperos de labranza en las cuadras, y verduras en las leiras que crecen ya sin fuerza ante su abandono.

Por una pasarela de madera cruzamos el río Ferraría. Castaños centenarios nos acompañan hasta llegar a la ermita de Santa María de Allonca, en un lugar escondido, inmersa en el bosque.

El musgo recubre su escalinata exterior de la ermita, mientras que hiedras y helechos crecen en sus paredes. Construida por completo en piedra de pizarra que abunda en la zona, y rodeada de escultóricos castaños. Es un lugar fabuloso.

Ermita Santa María de Allonca en A Fonsagrada

El camino ancho lo dejamos un poco más adelante para seguir por un estrecho sendero descendente, que nos hace sentir más cercano el contacto con el umbrío bosque. El río está cerca y la humedad se nota. Los musgos revisten cualquier superficie y no faltan restos de la antigua vida humana.
Los árboles crecen espesos en esta zona sombría, y las ramas se retuercen buscando algo de luz. Después, los árboles se dispersan, en un souto de vetustos castaños de enormes troncos que componen esculturas vegetales, vivas. Por algo estamos en una Reserva de la Biosfera que incluye tierras asturianas y gallegas, la del río Eo, los Oscos y Tierras del Burón.
Buscando duendes en los bosques de A Fonsagrada
Tomando una desviación señalizada llegamos a orillas del río Allonca. Un puente de piedra y un antiguo molino con tejado de pizarra conforman un encantador paraje. Es éste el molino de Allonquiña, con vivienda del molinero anexa.

Molino de molino de Allonquiña y puente sobre el río Allonca, en A Fonsagrada

Antigua casa del molinero

Ascendemos, y el paisaje se abre cuando pasamos por las primeras casas de la aldea de A Allonquiña. No parece quedar ningún habitante en esta pequeña aldea que cuelga de la ladera y sin acceso en vehículo. Alberga un magnífico ejemplar de hórreo de planta cuadrada con tejado de pizarra.

Descendiendo por el bosque llegamos a la pequeña ermita de A Allonquiña, junto a unas cuantas casas abandonadas. A saber cuándo fue la última vez que alguien pisó esta capilla.
Aquí nació en 1926 Miguel López Monteseirín, uno de los pintores de A Fonsagrada que da nombre a esta Ruta de los Pintores. Actualmente reside en Madrid y comparte la afición por la pintura con la afinidad musical.
 En este punto emprendemos el regreso por diferente camino. Aunque cuesta arriba, el camino resulta cómodo, ya que transcurre por una corredoira tradicional de comunicación entre aldeas, con el firme liso. Los soutos de castaños que nos rodean son espléndido.
Oxigenándonos………….Árboles por todas partes.

La siguiente aldea por la que pasamos es Allonca. Impresiona el tamaño de sus caserones, alguno de los cuales permanece habitado. Un perro se encarga de avisar a los intrusos. Las vacas pastan en los prados.

El camino sigue siendo fácil después de Allonca. Por momentos divisamos el paisaje de laderas boscosas. En otros momentos caminamos sumergidos en el bosque de robles, abedules y castaño. Las castañas van llenando la mochila.

Para subir a Pántaras tenemos que tomar un sendero empinado y enlamado. En Pántaras parloteaban 3 ancianos sentados al sol que nos observan a nosotros. Nosotros observamos la arquitectura tradicional y los centenarios tejos de esta aldea natal de Benxamín Vázquez, otro de los pintores que da nombre a la ruta.

Un descenso por el bosque nos lleva a la carretera, por la cual regresamos hasta el coche, pasando por la antigua Ferrería de Pántaras. Fin de ruta.

Para comer y dormir en A Fonsagrada

Hostal Cantábrico: modesto y económico, pero con lo suficiente para pasar unos días

Restaurante Cantábrico: excelente comida local con cuidadas preparaciones

Pulpería O Candal: para picar unas raciones de pulpo

Track de la ruta de los Pintores de A Fonsagrada

Descargable para GPS: es.wikiloc.com/wikiloc… d=11074613

 

Ver más excursiones por Lugo: Aquí


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comentarios en “Ruta de los Pintores de A Fonsagrada