Ruta por aldeas de Ancares: Piornedo – Suárbol – Moreira GALICIA - ANCARES


Esta agradable caminata nos impregna de la esencia más rural de algunas aldeas de los Ancares: Piornedo y Moreira en los Ancares lucenses, y Suárbol en los Ancares leoneses. Aldeas que son auténticas joyas etnográficas. Reales muestras de la vida en estas aldeas de montaña caracterizadas por sus pallozas y hórreos.

Localización de la ruta (Piornedo)

Partimos de Piornedo, aldea de montaña en los Ancares de Lugo, a la que se accede desde Becerreá por la A-6 mediante tortuosas carreteras de  montaña.

Las pallozas de O Piornedo

La aldea de Piornedo es una joya etnográfica con sus pallozas y sus hórreos. Sus 30 habitantes pueden presumir de vivir en el lugar de Europa donde mejor se conservan las pallozas. En estas construcciones circulares de piedra con techo de paja, convivían conjuntamente personas y animales para darse calor en los duros inviernos de montaña.
Algunas estaban habitadas todavía a finales del siglo XX. Lo recuerdo de la primera vez que vine por aquí.
En O Piornedo se puede visitar el interior de una palloza convertida en museo, que se conserva tal cual era la vida cuando estaban habitadas a finales del siglo XX, y que permite entender las duras condiciones de subsistencia en el aislamiento de la montaña.

Las personas dormían a un lado y los animales al otro. En el centro transcurría la vida diaria, en torno a la lareira central en la zona más alejada del techo de paja para evitar incendios.
Utensilios de cocina, aperos de labranza o ganaderos, herramientas para autosubsistencia en la vida cotidiana, telares, etc., se conservan tal cual, y se pueden conocer en esta palloza-museo gracias al esfuerzo de un particular.


Las condiciones obligaban a ser autosuficientes. Cosechaban todo lo necesario, incluso tabaco, que crecía con hojas raquíticas debido al frío de esta zona montañosa. Ellos fabricaban sus propios zapatos con cuero o madera, así como su propia ropa con el lino que plantaban. Todo lo que necesitaban se lo suministraba su propio entorno.

Todas las pallozas son de propiedad privada, heredadas de padres y abuelos, excepto una que adquirió la Xunta de Galicia para su rehabilitación.


La situación de estas construcciones de origen prerromano y de enorme valor etnográfico es complicada. Aunque están protegidas para impedir su demolición, todo su mantenimiento corre a cargo de los propietarios particulares. El tejado de paja de centeno necesita reparaciones todos los años. Se han mantenido en pie durante siglos y se han conservado tal cual hasta nuestros días gracias a que permanecieron habitadas hasta no hace mucho tiempo. La amenaza recae su abandono. Ahora ya no se habitan, y el desafío consiste en conseguir mantenerlas a partir de ahora.

Amanece un día espléndido en O Piornedo. Invierno que parece finales de primavera.

Descripción de la ruta

Comenzamos la ruta circular de 13 km al lado de la iglesia de O Piornedo, por el camino que lleva al Pico Mustallar. Continuamos por este camino durante kilómetro y medio hasta llegar a las praderas de Chao Grande, muy encharcadas. Las montañas de frente: el Mustallar, el Cuiña, y demás.
Panorámica de la aldea de O Piornedo en los Ancares

En estas praderas de Chao Grande nos desviamos a la izquierda por un camino que baja. Entramos en un bosque de acebos espesos, que han crecido a lo alto en busca de luz.

Vista de la aldea de Moreira


Nos encontramos más nieve de la que sospechábamos, incluso a cota 1200 m. Y es que en la umbría del bosque, al sol le cuesta más derretirla.

Bosque de acebos en los Ancares


Es precioso pasear por un bosque de acebos tan extensos, sabiendo que ya quedan muy pocos en España. Afortunadamente, en los Ancares se han logrado conservar gracias a que, históricamente siempre ha sido una zona muy aislada y con escasa intervención humana.

Nos empezamos a intranquilizar cuando empezamos a ver pisadas recientes de oso sobre la nieve. O eso nos parecía. Eran huellas muy grandes, y no se nos ocurría que pudieran ser de ningún otro animal. Y después nos enteramos que este bosque es un corredor de osos, y nos confirmaron que, efectivamente, lo que vimos eran pisadas de oso. Menos mal que no nos lo encontramos.

Pasado el bosque de acebos, entramos en un bosque de robles, los cuales, al estar todavía sin hoja, dejan asomar las cumbres nevadas.
Teníamos que cruzar un río que formaba un bonito lugar por la fuerza con la que caía en varios pequeños saltos. No quedó otra opción que descalzarnos para cruzarlo. Aguas que vienen desde el pico Cuiña. Refrescan al instante estas aguas de deshielo.

Mucha agua en el camino, encharcado. Nos encontramos varias cascadas……….el bosque de robles y acebos, y el Monte Cuiña nevado………Muy bonito.

Tras poco más de 2 horas de tranquila marcha, empezamos a divisar la aldea de Suárbol, recogida en el valle.

Hasta Suárbol descendemos por un camino convertido en río. Estamos en la provincia de León.

Suárbol es una aldea de la comarca de El Bierzo, a 1100m de altura, en la Sierra de Ancares. Sus casas de paredes de granito y tejado de pizarra, conservan la arquitectura típica. Además, en sus fachadas pueden observarse grabados de símbolos mitológicos. ¡Qué calor!

Es curiosa su iglesia, que contiene el cementerio en su interior, ya que, como cuenta la leyenda, la aparición de la virgen bajo un árbol del pueblo convenció a sus habitantes para trasladar la iglesia a este lugar, la cual se ubicaba antiguamente en la afueras del pueblo. También por este motivo, por la aparición de la virgen bajo un árbol, el pueblo pasó a llamarse Suárbol, antiguamente Ambasaguas.

Nos alejamos de Suárbol por un camino a pleno sol, siguiendo el curso del río. El monte Cuiña reina en el paisaje con su cumbre nevada sobre el verde valle. Éste es el pico más alto de Ancares, con 1978 m de altura, perteneciente a la provincia de León.

Recorremos el valle por el que discurre el río, las laderas cubiertas de robles, el sol brillando, y las cumbres nevadas a nuestras espaldas.

Un poco más adelante, empezamos a ver a lo lejos la aldea de Moreira, a donde nos dirigimos.
Cualquier sitio era perfecto para sentarnos a comer el bocata, ¡insuperable pan de montaña! Las vistas no tenían desperdicio, mirásemos a donde mirásemos.

Desde todo el camino que conduce a Moreira, gozamos de un precioso panorama de la sierra y del valle. Y es que esta aldea de la provincia de Lugo es un auténtico balcón de lujo hacia la Sierra de Ancares.

Llegamos a la aldea de Moreira, otra joya etnográfica con pallozas y hórreos de montaña. Sus habitantes han ido a lo práctico, y han recubierto los tejados de paja de las pallozas con chapas metálicas para no tener que repararlas todos los años debido a su deterioro invernal. Por lo que podemos ver, parece que aquí todavía siguen usando las pallozas para cobijar al ganado.

Desde Moreira bajamos por un camino encharcado y lleno de mierda de vaca flotante hasta la carretera, por la cual continuamos hacia la otra ladera del valle tras cruzar el río. Tras unos 500 m por asfalto, nos desviamos por un camino entre el bosque de robles y castaños, en pronunciada subida.

Conforme ascendemos, ganamos vistas hacia el valle y hacia la ladera opuesta de la que pende Moreira.
Todavía nos encontramos algunas sorpresas más por el camino antes de llegar a Piornedo, como unos caballos que se acercaron a saludar, una cabaña circular abandonada en medio del bosque, o enfrentarnos al cruce de algún arroyo más.
Acercándonos a Piornedo divisamos de nuevo las montañas más altas de esta sierra que comparten Galicia y León.

Una ruta preciosa y muy variada, descubriendo los encantos de la Galicia interior.

Tras refrescarnos en la cantina Mustallar y comernos unas filloas que estaban de vicio, cogimos el coche para subir al Puerto de Ancares, a 1648 m de altitud. Las imágenes hablan por sí solas, está todo realmente bonito.

Track de la ruta por pueblos de Ancares

Descargable para GPS: es.wikiloc.com/wikiloc… id=6400359

 

Ver más excursiones por Lugo: Aquí

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.