Trek EBC. Aclimatación en Dingboche: Excursión a Chukhung


La excursión más habitual para pasar un día de aclimatación en Dingboche es recorrer el valle de Chukhung, subir hasta unos 4750 m, para volver a dormir en Dingboche (4350 m). Es la que elegimos parte del grupo. Otros decidieron madrugar más, mientras que yo prefería evitar el frío del amanecer y comenzar a andar cuando el sol empezase a calentar.

Pasadas las 7 am comienzo la excursión en solitario. Inicialmente necesito guantes pero pronto sube la temperatura con los primeros rayos de sol, al mismo tiempo que tiñe de tonos dorados la escasa vegetación. Varias cumbres nevadas despuntan sobre el valle. Es una excursión preciosa y poco cansada a pesar de la altitud, ya que se gana altura muy paulatinamente, de los 4350 m de Dingboche a los 4750 de Chukhung. Ambos pueblos están separados por 5 Km, y ninguna otra zona habitada encontraremos en el camino, por lo que conviene llevar suficiente agua e ir bebiendo pequeños sorbos poco a poco para facilitar la adaptación del organismo a la altitud.

Como he salido bastante temprano, camino casi en soledad. Apenas me cruzo con algunos yaks y algunos porteadores que bajan. El pueblo de Dingboche va quedando atrás, mientras que la silueta picuda del Lobuche Peak  asoma cada vez con mayor protagonismo.

Llego a Chumkung tras hora y media de agradable caminata. Si los paisajes han sido imponentes durante el trayecto, la espectacularidad se acrecienta al llegar a Chukhung. No hay más que 2 ó 3 lodges en esta aldea, pero su emplazamiento es soberbio, al final del valle, en la falda del Island Peak. Está completamente rodeado de gigantes montañas: el Lhotse, el Nuptse que ocultan el Everest…….. el Island Peak, el Ama Dablam……….

Exploro varios senderos alrededor del pueblo para obtener distintas perspectivas. Uno señalizado se dirige a la base del Island Peak. Yo me conformo con lo que he recorrido y finalmente me siento en la terraza de uno de los lodges para pasar el tiempo relajadamente y aclimatarme mejor. En total permanezco hora y media en el pueblo. Mientras tanto tengo ocasión de observar la llegada de excursionistas, las tareas de los trabajadores del lodge, y los movimientos de la niebla que va entrando en el valle, escondiendo y destapando las montañas nevadas. Al solecito estoy muy a gusto pero en cuanto se nubla se nota fresco.

La caca de yak ocupa algunas parcelas, secándose al sol. A esta altitud no crecen árboles, y por tanto, no tienen posibilidad de proveerse de leña, por lo que emplean los excrementos de yak como combustible. Arbustos bajos pueblan el valle, los cuales, ahora en otoño adquieren tonalidades doradas, cobrizas o rojizas, dotando al paisaje de un colorido precioso.

Transcurrida la hora y media que me he dado para aclimatar emprendo el suave descenso por el mismo camino. En el mapa veo la posibilidad de volver a Dingboche por un camino diferente (por Lhangbo), pero al preguntar a varios porteadores en Chukhung me indican que esa alternativa supondría subir la montaña para volver a bajar. Así que por el valle es más tranquilo y agradable el paseo para llegar a comer a Dingboche.

Malas noticias recibimos mientras esperamos la comida. Por una parte, uno de los 3 porteadores tiene que marcharse porque su padre está muy grave. Pero la peor noticia es que una compañera se ha lesionado el tobillo y le ha hinchado como una pelota. Localizamos a un médico entre los turistas del alojamiento, pero no dispone de suficientes medios para emitir un diagnóstico certero. Puede ser fractura o lesión de ligamentos. Qué mala pata. Es difícil tomar una decisión en esta situación. En Pheriche, pueblo a escasa distancia, hay un pequeño hospital, pero al parecer tampoco cuenta con equipamiento para diagnosticar la lesión. Mientras tanto, tratamos de solucionar la carencia de un porteador. Preveíamos que llegaría otro por la noche, pero finalmente, tuvimos que esperar un par de días para recibir el reemplazo.

Dingboche es agradable, emplazado en un soleado valle rodeado de montañas. Por la tarde se está a gusto al calorcito del sol, paseando tranquilamente por las calles empedradas. Los niños aguardan el paso de turistas. Somos su atracción, se acercan y sonríen intentando que te pares con ellos para entretenerse. Los porteadores se juntan para jugar al billar, o se sientan en la hierba y apuestan dinero en un juego en el que introducen unos cubos en una caja y después los dejan caer. Algo así como tirar los dados.

Dingboche cuenta con tiendas y se puede adquirir casi todo tipo de material de trekking o montaña. Hay también varias bakeries, y en una de ellas nos tomamos una merienda. Tienen todo tipo de tartas, y es un placer comerse una porción con vistas a las montañas. Siempre oyes conversaciones en varios idiomas.

La tarde nos regala un atardecer precioso. Casi todo el mundo sale fuera para contemplar los últimos rayos iluminando el Ama Dablam y el Lhotse, tiñendo sus siluetas de anaranjado. Las luces del día se apagan y se enciende el calor de los comedores de los alojamientos. El nuestro está animadísimo y esta noche no se necesita encender la estufa porque el sol ha calentado el edificio durante todo el día.

Por la noche salgo a contemplar el cielo repleto de estrellas. Es impresionante. Ni siquiera hace falta fijarse para distinguir perfectamente la Vía Láctea. Se observa en un primer golpe de vista.

Resumen de etapa del día de aclimatación en Dingboche

  • Recorrido total: 11,5 Km con 500 m de desnivel de subida y de bajada
  • De Dingboche a Chukhung: 5,7 Km
  • Regreso a Dinbgoche, comida y  noche en Dingboche.

 

Fotos de la excursión a Chukhung desde Dingboche

Valle de Chukhung alejándonos de Dingboche. Al fondo el Tabuche Peak

Solitaria cabaña en el valle de Chukhung

Nueva forma del Ama Dablam

Avanzamos con el Lhotse de cara

Y el Ama Dablam de espaldas

Cruzando un puente en el valle de Chukhung

Llegando al pueblo de Chukhung

Vista del valle de Chukhung desde el pueblo de Chukhung.. Me encanta

Impresionante cara del Lhotse

Soberbia ubicación del pueblo de Chukhung

Impresionante el Lhotse una vez más. Un ochomil…….casi nada

Valle de Chukhung. No me canso de mirar para un lado y para otro

Un retrete himalayo en Chukhung

Afilado frente de hielo

Valle de Chukhung

Regresando de Chukhung a Dingboche

Niña en Dingboche

Atardecer en Dingboche: Ama Dablam

Atardecer en Dingboche: Lhotse

 

 

Track de la ruta a Chukhung desde Dingboche

https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=21201025

 

ESTA ETAPA PERTENECE AL VIAJE: Nepal Trek EBC 2017: Everest y Bardia

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.