Ruta por los acantilados de Loiba – Ortigueira RIAS ALTAS - A CORUÑA


Impresionante costa se extiende por Ortigueira, en la comarca de Ortegal. En el tramo de los acantilados de Loiba y Picón, la costa se fragmenta en rocas desgajadas en forma de agujas, flechas…. La Ruta de las Algas, el banco más bonito del mundo, la playa de Sarridal o de Ribeira Grande, miradores con espectaculares vistas, lugares que componen un paseo costero maravilloso.

Localización

Es una preciosa y fácil caminata que transcurre por la costa de Ortigueira, en las rías Altas, al norte de la provincia de A Coruña. Estamos a 95 Km de Ribadeo y 105 Km de A Coruña.

Desde la playa de Sarridal llegaremos hasta un mirador de la playa de Esteiro para regresar después al punto de inicio en una ruta lineal de ida y vuelta.

Para iniciar la ruta, aparcamos en el lugar de Mazorgan, en la parroquia de Céltigos. Se sitúa a pocos kilómetros de la capital municipal de Santa Marta de Ortigueira, tras pasar Espasante. Toda la ruta está señalizada como Camiño Natural Ruta do Cantábrico.

Coordenadas GPS de inicio de ruta: 43.727359,-7.7869703,16.29

 

Descripción de la ruta por los acantilados de Loiba

Playa de Sarridal

Desde la aldea de Paredes iniciamos la ruta tomando la senda que se dirige hacia la playa de Sarridal. Es el primer día de otoño y todavía hace calor. Estamos en uno de esos días en que el cielo adquiere un protagonismo especial, y no te cansas de mirar hacia arriba, viendo cómo las formas de las nubes cambian cada instante.

En pocos minutos llegamos a un mirador sobre la playa de Sarridal, playa de difícil acceso, entre acantilados.

Playa de Sarridal en Ortigueira

A lo lejos, los aguillóns del cabo Ortegal, agujas rocosas que se han fragmentado de la costa.

Vista desde la Playa de Sarridal

Después de esta vista costera, regresamos hasta el lugar de Mazorgan, desde donde giramos, para tomar la senda marcada. El siguiente tramo transcurre entre árboles, algunos laureles, algunos carballos, algunos pinos…. Y muchos, demasiados, eucaliptos. Sin embargo, en algún momento gozamos de vistas a la ría de O Ortigueira y el Cabo Ortegal.

Ría de Ortigueira

Playa Ribeira Grande o de Sarridal

Tras unos 20-30 minutos por bosque, por una pista de tierra ancha, volvemos a ver el mar y Cabo Ortegal, y cogemos una estrecha senda a la izquierda que baja hasta el otro extremo de la playa Ribeira Grande, también llamada playa de Sarridal.

El sendero es estrecho, pendiente, con ortigas, resbaladizo en zonas; incluso hay que usar una cuerda al final para descender hasta la playa rapelando.

Aunque todo esto no importa cuando finalmente llegas a un sitio así, tan escondido y con tanta belleza.

Estamos en el otro extremo de la playa de Sarridal, enfrente al mirador donde estuvimos antes. Otra opción hubiera sido bajar por el acantilado y recorrer la playa hasta llegar aquí, atajando camino y disfrutando de un entorno más bonito que el bosque de eucaliptos.

Playa de Sarridal o de Ribeira Grande

 

 

Mirador de Pena Furada

Tenemos que regresar por el mismo camino para retornar a la pista principal. Hay una tiradita desde la playa. En total, entre bajar y subir, y entretenernos un rato abajo, nos ha llevado una hora. Y sin habernos detenido todo lo deseado, ya que merecería la pena dar una vuelta completa por la playa.

La siguiente desviación nos conduce al mirador de Pena Furada. Por el camino divisamos una panorámica impresionante: la playa de Sarridal, la ría de Ortigueira, el puerto de Espasante, cabo Ortegal……..

Mirador de Pena Furada

La “peña agujereada” sobre el mar, ya nos resulta familiar.

Pena Furada

Desde este magnífico mirador de Pena Furada, echando la vista hacia el otro lado contemplamos la playa de Ribeira do Carro, los acantilados de Loiba y Estaca de Bares.

Vistas desde el Mirador de Pena Furada

Regresamos del mirador sobre nuestros pasos y nos dirigimos a la Ribeira do Carro. Encontramos una mesa con estupendas vistas. El paisaje es espectacular.

Costa de Ribeira do Carro

Si descendemos a la Ribeira do Carro nos encontramos con una playa solitaria espectacular por la que es una gozada pasear.

Acantilados de Picón y de Loiba

Seguimos en dirección a Picón, por pista de tierra, viendo la sierra de Coriscada.

Hacemos la siguiente parada en el mirador de Cadaval, sobre los acantilados de Loiba, y la playa de Fábrega.

Mirador de Cadaval

Continuamos recorriendo los acantilados de Loiba, y llegamos a otro mirador, ¡Alucinante! Una costa repleta de rocas desgajadas en forma de agujas, flechas…

Acantilados de Loiba

Siguiente mirador, con banquito. El banco más bonito del mundo, dicen algunos.

Banco de Loiba

A nuestra derecha, se sitúa el embarcadero de Picón y a nuestra izquierda, mirando hacia Ortegal, divisamos la costa de Ortigueira que hemos recorrido. Picón es una pequeña aldea que se ubica en esta costa de acantilados.

Embarcadero de Picón

Continuamos unos pasos más y alcanzamos la Playa de Picón.

Playa de Picón

 

Ruta de las Algas

Este tramo se denomina “ruta de las algas” en homenaje a las recolectoras de algas que bajan a la playa a recogerlas, y las suben por los acantilados a lomos de burros.

Paramos a tomar algo en el chiringuito que montan en verano. Una ventana con vistas.

Ruta de las algas

Cruzamos la aldea de Picón, donde vemos algún hórreo característico de la zona. Y nos desviamos de nuevo hacia el mar para tener ocasión de apreciar una nueva panorámica de la playa de Picón desde el otro extremo.

Todo este tramo de ruta es precioso, ya que la senda va pegada al mar, por el borde de los acantilados.

Acantilados de Picón

Las vistas no tienen desperdicio. Tras pasar por lo alto de la playa de Lousido, llegamos a un mirador sobre la playa de Esteiro, también con banquito. Y enfrente, más allá, Estaca de Bares. La playa de Esteiro pertenece al municipio de Mañón.

Vista de la Playa de Esteiro en Mañón

 

Precioso, precioso, precioso. ¡Me encanta esta costa!

La senda continúa, pero si no tienes transporte al otro lado, se hace demasiado larga hacerla ida y vuelta. Por eso, nosotros regresamos por el mismo camino.

Al atardecer, el sol se escondía por detrás de la Sierra de la Capelada y su reflejo inundaba de una luz especial esta costa tan espectacular.

 

Puedes ver también esta ruta lineal más completa : Costa de Loiba desde Playa de Esteiro a Espasante

 

Track de la ruta

Descargable en GPS: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3398825

 

Ver más excursiones por A Coruña: Aquí

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.