Capela do Senhor da Pedra en Vila Nova de Gaia

Ermitas marineras del norte de Portugal PORTUGAL: NORTE


Un paseo por seis ermitas marineras del norte de Portugal emplazadas en espléndidos enclaves costeros: Capela do Senhor da Pedra en Vila Nova de Gaia, Ermita de Boa Nova en Matosinhos, Capela de Sâo Paio y Nossa Senhora da Guía en Vila do Conde, Capela de Nossa Senhora da Bonança en Esposende y Capela de Sâo Isidoro en Caminha.

Ermitas marineras del norte de Portugal

En fabulosos enclaves se alzan varias ermitas en la costa portuguesa, erigidas habitualmente en ancestrales lugares de cultos paganos, con el objetivo de cristianizar dichos lugares.

Capela do Senhor da Pedra (Vila Nova de Gaia)

La Praia do Senhor da Pedra, contigua a la Praia de Miramar, es un sitio fantástico, ya que aloja la Capela do Senhor da Pedra, una pequeña ermita edificada sobre una roca metida en el mar. Se localiza a unos 15 Km al sur de Oporto, en el municipio de Vila Nova de Gaia.

En coche se llega desde la autopista A-29, abandonándola en Gulpilhares. Sin embargo, hay otra forma más atractiva de alcanzarla, que consiste en caminar desde la Praia de Valadares por los Passadiços Orla Maritima Gaia. El paseo por las pasarelas es estupendo, surcando las dunas y viendo el mar, mientras vamos contemplando cómo la silueta de la Capela do Senhor da Pedra queda cada vez más cercana.

La ermita fue construida en 1763 envuelta en diversas leyendas. Posee paneles de azulejos junto a la puerta y tallas barrocas en su interior.

Sin duda, lo más curioso es su ubicación. Aprovechamos la bajamar para llegar a la ermita marinera caminando por la arena. Subimos las escaleras y después la bordeamos. En pleamar, la capilla queda flotando sobre el mar, y durante los temporales es fuertemente golpeada por las olas, componiendo llamativas imágenes.

El paseo marítimo continúa hacia el sur al borde de la Playa de Miramar.

Capela do Senhor da Pedra (Vila Nova de Gaia), una de las ermitas marineras del norte de Portugal

Capela do Senhor da Pedra (Vila Nova de Gaia), una de las ermitas marineras del norte de Portugal

Capela do Senhor da Pedra (Vila Nova de Gaia), una de las ermitas marineras del norte de Portugal

 

Ermita de Boa Nova (Leça da Palmeira – Matosinhos)

La Ermita de Boa Nova se sitúa en la Praia de Boa Nova, a menos de 20 Km del centro de Oporto. Pertenece al municipio de Matosinhos, concretamente a la localidad de Leça da Palmeira.

Fue fundada en 1392 y estaba ligada a un antiguo monasterio de monjes franciscanos.

El promontorio rocoso que ocupa es una excelente atalaya costera, que nos permite contemplar la Praia do Aterro hacia el norte y el paseo marítimo de Leça da Palmeira con su alto faro hacia el sur. Las torres y chimeneas de la antigua refinería crean un llamativo contraste en este espacio costero.

Las pasarelas de madera permiten continuar caminando por la playa, en la que hay varios chiringuitos con espléndidas terrazas, aparte de la prestigiosa Casa de Chá da Boa Nova.

Ermita de Boa Nova (Leça da Palmeira - Matosinhos)

Ermita de Boa Nova (Leça da Palmeira - Matosinhos)

 

Capela de Sao Paio (Labruge- Vila do Conde)

La Capela de Sâo Paio se alza frente al mar en el lugar en el que existió un poblado de la Edad de Hierro, el Castro de Sâo Paio. Se trataba de un castro costero situado sobre la playa. Estuvo habitado hasta la llegada de los romanos y sus pobladores se dedicaban a la pesca y obtención de sal. Aunque han montado un pequeño Centro de interpretación, el poblado está escasamente excavado. En el afloramiento rocoso sobre el que se asienta se han encontrado grabados rupestres y penedos amoladoiros que usaban los pobladores casteños para moler granos.

Se localiza en la parroquia de Labrugue, que pertenece al municipio de Vila do Conde, unos 25 Km al norte de Oporto.

Aquí se realizaban ritos paganos y posteriormente se construyó la Capela de Sâo Paio en la Edad Media, con el fin de cristianizar el lugar. El edificio fue remodelado posteriormente y luce una fachada de azulejos. Se dedicó a Sâo Paio (Pelayo), mártir de origen portugués.

La playa continúa por todo el litoral, y al norte de capilla toma el nombre de Praia de Moreiró, muy extensa. Se puede recorrer por las pasarelas de madera y por el paseo marítimo y gozar del espectáculo que ofrece el mar cuando está embravecido.

Capela de Sao Paio (Labruge- Vila do Conde)

Capela de Sao Paio (Labruge- Vila do Conde)

 

Capela de Nossa Senhora da Guía (Vila do Conde)

Se emplaza en la entrada al estuario del río Ave en Vila do Conde, muy cerca del Forte de Sâo Jôao Baptista, y se supone que servía de ayuda a la fortaleza para proteger el estuario.

Revestida interiormente de azulejos y pinturas, estuvo anteriormente dedicada a San Julián hasta que fue reemplazado por Nossa Senhora da Guía.

Subiendo unas escaleras accedemos a la terraza-mirador, que dispone de una cruz, desde donde podemos contemplar el paisaje costero de Vila do Conde.

Capela de Nossa Senhora da Guía en Vila do Conde, una de las ermitas marineras del norte de Portugal

 

Capela de Nossa Senhora da Bonança (Esposende)

Esta pequeña ermita data del siglo XVIII se sitúa cerca del mar, en la Praia de Bonança, que está a continuación de la playa de Ofir, en el municipio de Esposende.

La virgen es venerada por los marineros, quienes acuden a pedir protección en sus arriesgadas faenas. De ahí su nombre, ya que suplica bonanza para serenar el mar.

El Facho da Bonança es del siglo XVI y se sitúa al lado de la capilla. Ejercía de faro para guiar a los navegantes, especialmente para ayudarles a esquivar los temibles “Cavalos de Fâo”, un bajo rocoso.

Tras ser abandonada en 1834, funcionó unos años como cárcel.

Capela de Nossa Senhora da Bonança en Esposende

 

Capela de Sâo Isidoro (Moledo – Caminha)

Cerramos esta lista de ermitas marineras del norte de Portugal con la ermita de Sâo Isidoro, que se enclava en un lugar precioso de costa agreste entre Vila Praia de Âncora y Moledo, perteneciente al municipio de Caminha, a muy pocos kilómetros de Galicia. La Ecovía Litoral Norte permite recorrer a pie o en bici este salvaje entorno.

Construida de piedra en el siglo XIV, posee un atrio cubierto y se enclava entre verdes campos que ocupan el litoral. En la costa pedregosa se alternan pequeñas calas que quedan visibles en bajamar.

Capela de Sâo Isidoro en Caminha

Capela de Sâo Isidoro en Caminha

 


Ver más excursiones por Portugal continental: Aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.